Firmas

El Parlamento que madruga

Así no hay manera de hacer política ni periodismo. Todo son palos en las ruedas. Menuda legislatura que llevamos. Pues no van ahora nuestros queridos diputados y nos ponen las sesiones plenarias a las 9 horas. Puntuales y guerreros cual señorías británicas. Sólo falta que el presidente del Parlamento, Jesús María García, emule a su homólogo en la Cámara de los Comunes, John Bercow, durante la votación del Brexit. «Ordeeeeeeer! Joseph Ignatius! Ordeeeeeeer!».

Así empezamos el día con el pie izquierdo. Histéricos. Desayuna rápido, lleva a los niños al colegio… y llegamos al antiguo Convento de La Merced con una mala hostia de recién levantados que lo mismo nombramos gente para el Consejo Consultivo que volvemos a dividir el asunto entre extrema derecha y extrema izquierda. ¡Vox! Tenemos seis partidos en el Parlamento: PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, IU y Vox. La formación de ultraderecha parece que va a acompañarnos durante toda la legislatura aunque no tenga diputados.

Pregunta Alberto Bretón (PP) para abrir fuego si es aplicable a La Rioja el criterio de la vicepresidenta Carmen Calvo, «según el cual la presencia de Podemos en el Gobierno generaría inestabilidad». Entonces, el Gobierno de Concha Andreu se pica y no respira. No responde al PP en primera instancia, deja al exdelegado del Gobierno salir a lanzar unas cuantas soflamas y entonces sale el vicepresidente oficioso Paco Ocón a repartirse una ensalada de hostias de buena mañana. Que si Murcia, que si Andalucía y que si la abuela fuma.

Y cuando le preguntan a la consejera de Podemos sobre cuándo tiene previsto poner en marcha los presupuestos participativos autonómicos, esta le advierte muy seria al PP que se ande con ojo porque se empieza en la oposición y se acaba uno convirtiendo en izquierdoso. ¡Comunistas! ¡Radicales! Para entonces, con 45 minutos de reloj ya cumplidos, el presidente del Parlamento quería aligerarnos el tema eliminando dos preguntas. Pero no no no no. El portavoz de Ciudadanos, Pablo Baena, no se lo iba a permitir. ¿Estamos locos? Él tenía que preguntar por su ley ‘antidedazos’ que tanto preocupa a los riojanos.

Andamos todavía cogiéndole el aire a estos nuevos vientos de progresía por la calle Marqués de San Nicolás. Lo mismo el gobierno hace de oposición a la oposición como la oposición intenta emular que es el Gobierno. Y así no hay quien se aclare. Menos mal que nos hemos puesto a madrugar, el agua se sirve con botes de acero inoxidable y en breves profesionalizaremos el sueldo de nuestros diputados, aunque para hablar sobre ese asuntillo ya está Jorge Alacid en Diario La Rioja.

El resto, oír, ver y callar, que mañana también toca madrugar. Y gobernar. Y preguntar. Y criticar. Y desbarrar. Y… [pon aquí un verbo de la primera conjugación para cerrar la crónica]

Subir