La Rioja

Desahucio exprés de una familia en Logroño con un menor

Una familia de Logroño, con un hijo menor, desalojada de forma «surrealista» de su vivienda

Todo ha sucedido de forma muy rápida. Demasiado rápida. La familia formada por Silvia, Ricardo y su hijo de 15 años ha sido desahuciada este jueves del piso en el que vivían en régimen de alquiler, apenas 48 horas después de tener conocimiento de esta actuación judicial.

De nada ha servido trabajo contrarreloj de los trabajadores sociales del Ayuntamiento de Logroño, pues -según la familia desahuciada y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca- la secretaria judicial se ha negado a recoger el informe de vulnerabilidad que los técnicos elaboraron a toda prisa para intentar paralizar sin éxito el desahucio. En el documento se refleja la difícil situación de este núcleo familiar, con sus miembros en situación de desempleo y que tiene que administrar los 430 euros que ingresa mensualmente.

Silvia y Ricardo (en el centro), junto con representantes de la PAH, frente al portal de su vivienda.

Pese a ello, el arrendador de la vivienda, de Protección Oficial, «nos ha estado pidiendo 500 euros de alquiler, cuando la cuota no puede exceder de 318 por ser VPO y no podemos afrontarla». Así lo asegura a NueveCuatroUno Silvia, quien explica que «le pagué los 500 euros de alquiler hasta el mes de mayo, lo cual cubriría prácticamente la anualidad completa, pero luego nos quedamos en desempleo y ahora nos vemos en la calle por una deuda de unos 200 euros. Es indignante».

La relación con el propietario del inmueble, que un primer momento -según el testimonio de la familia- se lo arrendó en régimen de alquiler vacacional (algo que no permite la Ley por la catalogación de la vivienda), ha sido del todo tormentosa: «Nos dejó sin luz, sin agua caliente ni calefacción y, además, no nos facilitaba las llaves del buzón».

Es por este motivo que no ha sido hasta este martes, al recoger la correspondencia a duras penas por la rendija, cuando Ricardo y Silvia han recibido la primera notificación del desalojo que ahora les ha dejado en la calle y con sus pertenencias en el rellano de la escalera.

«Ha sido surrealista», indican desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que no se explica los plazos seguidos por el Juzgado para ejecutar el lanzamiento «ni que no le hayan remitido un correo certificado para asegurarse de que, efectivamente, habían recibido la notificación».

Ahora, gracias a la ayuda de vecinos y familiares, Silvia, Ricardo y su hijo han podido recoger con una furgoneta sus efectos personales y Servicios Sociales le ha gestionado la estancia en una pensión en la que se instalarán mientras se resuelva su caso. «No nos vamos a quedar de brazos cruzados», indica la familia.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir