La Rioja

El Ayuntamiento de Villamediana defiende su inocencia: «Se ha actuado de forma clara y transparente»

Una jornada movida en Villamediana de Iregua. A raíz de la exclusiva publicada por NueveCuatroUno, en la que se ha desvelado que la Fiscalía ha abierto una nueva causa en el municipio con varios políticos investigados, la alcaldesa Ana Belén Martínez ha hecho un llamamiento a la cautela y a la confianza en la justicia.

«Espero que todo se esclarezca de la mejor manera posible», ha indicado, tanto en su caso como en el del resto de la corporación investigada: «Se ha actuado de forma clara y transparente». La primera edil ha señalado que se ha actuado de «buena fe» y espera que simplemente se quede en una declaración ante el juez.

El origen de la causa abierta por la Fiscalía está en varias irregularidades relacionadas con la contratación del abogado Javier Barinaga y el abono de su minuta (superior a los 115.000 euros) por sus servicios prestados. «Es algo de corporaciones anteriores. El asunto llegó a mí cuando hubo que abonar las facturas», ha explicado Martínez.

A partir de ahí, ha relatado, había «varios caminos», pero todos les llevaban a Roma: pagar las facturas. «Se han pagado como se debía hacer, llevándolas a pleno y siendo aprobadas por unanimidad». El 17 de agosto de 2017, fecha en la que se aprueba el gasto, Martínez solo llevaba ocho meses en el cargo.

«Me presentaron unas facturas y pedí un informe a la interventora; era verdad que no había contrato, pero ni ella ni yo estábamos en ese momento. Lo único claro era que había unas facturas que había que pagar para no acabar en el juzgado», ha detallado, incidiendo en que de no haber tomado esa decisión, el asunto habría desembocado en otro proceso judicial: «Además de tener que pagar las costas, el abogado nos podría denunciar diciendo que había hecho un servicio que no habíamos pagado».

«Así nos hemos ahorrado alargarlo en el tiempo y un dinero», ha destacado la primera edil, quien ha puesto el acento en que cualquier decisión adoptada les llevaba al mismo punto de tener que abonar las facturas. «Una vez declarada la nulidad, al no haber contrato, nos habríamos visto en la misma situación: pagar al contratista. Entonces habríamos ido a un reconocimiento extrajudicial y a la querella del abogado, que nos lleva al mismo punto: pagar unas facturas por un servicio que el abogado ha prestado».

Un conflicto millonario

Ana Belén Martínez ha explicado a NueveCuatroUno que la minuta puede resultar muy llamativa, pero que se debe entender el «trasfondo» de la misma. Todo viene de una denuncia de una promotora por la que se le pedían al Ayuntamiento de Villamediana más de 2,7 millones de euros en concepto de indemnización. Y tocó defenderse. «Si se perdía ese juicio, afectaría a las arcas municipales».

«Hay que poner en valor que era una denuncia de casi tres millones de euros frente a 115.000, que fueron en dos facturas porque hubo una primera instancia y una apelación, que los dos ganó el Ayuntamiento de Villamediana y condenó a la otra parte al pago de las costas», ha reiterado la primera edil. ¿Qué problema hay entonces? Que la promotora quebró, no pudo pagar al abogado y este se lo reclamó al consistorio, pese a haber irregularidades en su contratación.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir