La Rioja

Jornadas intensas para los bomberos riojanos: seis incendios en tres días

Los bomberos riojanos no están teniendo lo que pudiera definirse como un fin de semana tranquilo. En núcleos urbanos, en el monte, en la autopista… a lo largo de estos tres días han sido continuas las llamadas que les han requerido para extinguir hasta seis incendios en un margen de tres días.

El último se producía en la madrugada de este domingo, cuando los Bomberos del CEIS han tenido que acudir a Quel, donde un coche se había incendiado en la Avenida de La Rioja. El fuego, declarado pasadas las cinco y media de la madrugada, afectó a la parte frontal del turismo, sin que se registraran daños personales en esta incidencia.

Poco después de la medianoche del sábado, el aviso llegaba desde Baños de Río Tobía, donde varios particulares indicaron que se había declarado un incendio forestal en la localidad. Hasta allí se trasladaron los Bomberos del CEIS Rioja, varios Agentes Forestales y una autobomba forestal de Medio Natural, así como la Guardia Civil. El fuego afectó a una zona de fincas de difícil acceso y monte bajo, sin poder precisar la superficie quemada.

Sábado

Ya en la jornada del sábado, los Bomberos del CEIS y otras dotaciones llegadas desde Lodosa trabajaron en la extinción de un incendio originado a mediodía en un área de descanso de la AP-68, en el término municipal de Alcanadre. El incendio se prolongó durante más de tres horas y las llamas consumieron en torno a dos hectáreas de monte bajo y rastrojo, si bien no se registraron daños personales.

El primer aviso del día, en cambio, llegó desde Logroño, donde se había declarado un fuego en el antiguo convento de Madre de Dios. Los Bomberos del Ayuntamiento de Logroño extinguieron tres focos en distintas zonas del inmueble, lo que alimenta la hipótesis de que se tratase de un incendio intencionado. Las llamas afectaron finalmente a varios colchones y muebles viejos que se encontraban en el edificio.

Viernes

Pero el ‘anticipo’ de este fin de semana agitado para los bomberos se produjo el viernes por la tarde, cuando las dotaciones tuvieron que atender dos incidencias de alto riesgo.

La primera, un conato de incendio en un restaurante que mantuvo en vilo a los vecinos de Rincón de Soto por su cercanía con una gasolinera, situada a escasos metros del establecimiento. el suceso se produjo poco después de las cinco de la tarde, cuando por algún motivo -previsiblemente, un cortocircuito eléctrico- comenzó a arder el aislante de la fachada del restaurante, ubicado a las afueras de Rincón de Soto, en la carretera de Arnedo. Desde el centro de coordinación movilizaron a los Bomberos y a la Guardia Civil, que resolvieron la incidencia sin que nadie resultase herido.

La segunda, el incendio en una ladera contigua a la zona de bodegas de Murillo de Río Leza. El fuego afectó unos 2.000 metros cuadrados de monte bajo con pasto, hierbas y matojos dispersos, si bien las consecuencias pudieron haber sido peores, por la proximidad de un pinar y una gasolinera en la zona.

Como incidencia que también pudo haber originado desgracias mayores, los Bomberos de Logroño han intervenido la madrugada de este domingo en un aviso por fuga de gas en el casco urbano de la capital riojana. Tras realizar las correspondientes mediciones y ventilar los habitáculos donde se concentraba mayor cantidad de gas, los bomberos han localizado un fallo en la válvula reguladora de una bombona de butano.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir