Empresas

Red Karaoke echa el cierre después de doce años y catorce millones de usuarios

El 3 de abril de 2007, Miguel Ángel Díez Ferreira y su hermano Richard pulsaron el botón que lanzaba a la red de redes ‘Red Karaoke’. El próximo 20 de julio, tras más de doce años de andadura, estos emprendedores riojanos pondrán fin al primer servicio de karaoke online del mundo. Toca bajar la persiana. Cerrar. Decir adiós. «El motivo no es otro que la falta de apoyo por parte de la industria editorial musical, que nos impide continuar», han explicado.

Su idea era construir el karaoke más grande del mundo gracias al poder de la red y contribuir a luchar contra la piratería en el sector, además de generar nuevas líneas de ingresos para autores y editores. Sin embargo, el sueño de ‘Red Karaoke’ terminará en unos días: «Lo hemos intentado todo para evitar esta situación y, aunque al final no ha podido ser, nos consuela saber que nuestro invento perdurará para siempre».

En esta despedida, el equipo de ‘Red Karaoke’ no ha querido olvidarse de las más de catorce millones de personas que se han registrado en la web para cantar y disfrutar, así como a los cientos de millones que alguna vez se han pasado por el portal. «Nuestro sueño termina aquí, pero por suerte la oportunidad de cantar y disfrutar del karaoke online sigue vivo en múltiples plataformas y aplicaciones que siguieron nuestra estela y se inspiraron en lo que nosotros habíamos construido», han añadido.

Hace unos días, los responsables de la web dejaron de renovar los cobros a los usuarios que cuentan con membresías VIP y desde este domingo todos los usuarios pueden usar el servicio libremente y sin limitaciones hasta la fecha de cierre. Los usuarios que lo deseen podrán descargar sus grabaciones y vídeos sin límite, aunque el próximo día 20 todo será total y definitivamente eliminado, junto con todo el resto de contenidos de la página (mensajería privada, foros, etc).

La industria, contra la web

Díez Ferreira ha explicado que la decisión se tomó en agosto de 2018 y que es ahora cuando se ha hecho efectiva: «No fue una decisión fácil. La empresa, tras 12 años en activo, seguía en el top 3 mundial por volumen de audiencia, y era rentable y generaba caja positiva desde 2014. Pero la industria de la música (una parte de ella) nos había puesto la proa, había decidido acabar con nosotros, y no había marcha atrás».

«Daba igual que lo que hacíamos fuese perfectamente legal, daba igual que jamás nos hayan demandado ni que nunca hubiéramos hecho nada ilegal: no nos iban a dar las licencias que necesitábamos para crecer, y de hecho empezaron a hacernos la vida imposible. Tanto, que continuar no tenía sentido», ha indicado.

En septiembre se presentó el concurso de acreedores de la empresa, que ha sido calificado como fortuito (es decir, que no ‘Red Karaoke’ no es culpable de este final, que no ha habido negligencia), y en este tiempo desde la compañía han ayudado a colocarse a los empleados que quedaban, han mantenido el servicio vivo atendiendo lo mejor posible a usuarios y clientes, y han pagado hasta el último euro de las indemnizaciones que correspondían a los dos últimos empleados que aguantaron hasta el final.

Así lo explica su propietario, resaltando que no hay deuda bancaria ni con proveedores ni con Hacienda o Seguridad Social: «Sólo queda algo de deuda con Enisa y CDTI, y ambas entidades han entendido perfectamente la situación, y recibirán el dinero que queda en caja y los ingresos por la liquidación de los activos. También lo han entendido nuestros accionistas, a los que nunca podré agradecer bastante su apoyo constante y su cariño. Nadie nos ha hecho ni un sólo reproche, así que creo poder decir que hicimos las cosas bien».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir