La Rioja

Tobías: «Queremos destensar la situación con Bomberos y Policía, dialogar»

Eva Tobías: «Queremos destensar la situación con Bomberos y Policía, dialogar»

Eva Tobías Olarte no se imaginaba en política. «Sinceramente, no». Hoy es concejala de Alcaldía, Igualdad y Convivencia del Ayuntamiento de Logroño. Entre sus carteras están incluidas dos ‘delicadas’ como Policía Local y Bomberos. Pero si algo transmite esta doctora en Estudios de Género y Agente de Igualdad es que le gustan los retos.

«No es la primera vez que tomo una decisión complicada. En su día estaba en la Federación de Empresarios de La Rioja, como jefa del departamento de Internacional, y me fui: cogí una excedencia para dedicarme a temas de Igualdad, de Género, que es lo que me gustaba, y monté mi propia empresa». Entonces a mucha gente de su entorno le parecía una locura. Ahora sigue con «sus locuras».

– De la Universidad de La Rioja y de la empresa a la Administración… Aparenta un cambio importante.

– Ha sido un cambio importante y una decisión difícil. Siempre me acordaré de lo que me dijo un día Pablo, el alcalde: “me tienes que acompañar”. Al principio me dio muchísimo vértigo porque me ha costado llegar donde estoy y estaba muy bien, ya tenía las cosas controladas en la universidad y en la empresa. Por eso dar este paso supone mucho.

Puede sonar muy bonito, pero para mí es la realidad, lo he dado para transformar. Para ayudar a que ese Logroño que Pablo decía todo el rato de «un Logroño mejor» pueda ser viable. Esa sensación y esa cuestión de vas a tener la posibilidad de dar unos años por tu ciudad y poder hacer todo eso que muchas veces he dicho de ‘hay que hacer esto o lo otro’: políticas públicas de igualdad, de prevención de violencia de género… Voy a poder estar dentro y en la medida de nuestras posibilidades lo voy a poder hacer, ¡cómo decirle que no!

– En sus ponencias sobre Igualdad y corresponsabilidad ha dicho que era posible ‘trabajo y familia’, igual se ha metido en un lío importante para poder compatibilizarlo ahora, con uno de los trabajos más exigente que puede haber y más con las carteras que le toca gestionar ¿no?

– Pero eso también tiene que cambiar y me explico: claro que hay que trabajar, pero cualquier persona, no solo yo, tenemos derecho y debemos compaginar esa esfera privada con esa espera pública, el trabajo con la familia, con el propio yo. Y eso también se ha puesto encima de la mesa.

Tenemos unos mecanismos que estamos estableciendo para la coordinación y que cuando un compañero no pueda el otro lo pueda resolver, etc. En mi caso, por ejemplo, voy a seguir, en la medida de mis posibilidades, llevando a mis hijas en el colegio. Por otro lado también hay que incidir en la otra parte, la parte de la corresponsabilidad: en mi caso mi marido, lo tiene claro.

Creo que la política debiera ser una vía, un trabajo en el que fuera posible dar el paso, sobre todo para las mujeres. Porque muchas veces las mujeres no han dado el paso precisamente por ese temor de qué hago con mi familia. Hay que vivirlo, quizás trabajando más en casa y sabiendo que no es solo cosa de mujeres sino también de los hombres. Tienen que arrimar el hombro y compatibilizar, compaginar y compartir esas responsabilidades.

– O sea que va a hacer un trabajo de campo en sus propias carnes…

– Exactamente. Es un reto pero si hay voluntad… Tenemos que descartar también ese presencialismo, porque se cree que por estar presente se es más eficaz y yo creo que no es así: el trabajo ha cambiado mucho, necesitamos trabajar por objetivos, tenemos que ir dando pasos para ello. En el tema de Igualdad queremos abrir ese espacio de diálogo con las empresas locales para también incentivar o apoyarlas en que sus trabajadores puedan tener también medidas de conciliación. Porque está comprobado que un trabajador que puede compaginar sus esferas se reduce el absentismo, está más motivado, se retiene el talento…

– Habla de igualdad, una de las novedades esta legislatura, ¿cómo se va a ejecutar la concejalía de Igualdad?

– La novedad principal de la nueva concejalía de Igualdad es que está en Alcaldía y eso tiene un gran significado: primero porque se transmite que tiene mucha importancia y segundo porque va a ser transversal, nos vamos a meter en todo: en cultura, en urbanismo, en movilidad… Todo tiene su perspectiva de género.

A medio plazo habrá que crear estructura y a corto plazo hay muchas cosas por hacer. Esta semana que viene, por ejemplo, inauguraremos un espacio en la Biblioteca Rafael Azcona para sensibilización en materia de igualdad y prevención de violencia de género para niños, niñas y personas adultas. Otra enorme línea de trabajo interno es el cumplimiento de la Ley de Igualdad que establece una serie de cosas que no están puestas en marcha como el plan de igualdad del funcionariado, o el segundo plan de igualdad de la ciudadanía de Logroño. Además está toda la parte de violencia de género: conocer lo que se está haciendo va a ser mi prioridad.

Hay mucho camino tanto interno como de cara a la ciudadanía, pero en mi caso es apasionante por de donde vengo. Es una cuestión que va a ser muy bonita y creo que al final todos los partidos políticos van a tenerlo en cuenta: hay que apostar porque haya políticas públicas de igualdad más allá de los colores y los partidos.

– ¿La Igualdad empieza en la Administración, tiene que ser uno de los pilares para que se avance en ello?

– La Administración lo que tiene que ser es ejemplarizante y tiene que ir por delante. Lo que pasa es que muchas veces se va por detrás: la sociedad en algunos aspectos está más avanzada y en otros no. El ente público debe ayudar, apoyar a la ciudadanía en ese camino a través de recursos, de campañas de sensibilización, y al mismo tiempo ser un espejo donde se puedan reflejar. No pedir algo hacia afuera que hacia adentro no se ha trabajado; esa incoherencia no me gusta.

– ¿Cómo está Logroño en materia de Igualdad? ¿Qué nivel tiene?

– En Logroño hay mucho por hacer, no estoy diciendo que no se haya hecho nada, pero creo que han sido más acciones puntuales, pero no enmarcadas en una política pública de igualdad, con unos objetivos claros: eso es sobre todo lo que falta. Luego están también las cuestiones legales que tenemos encima de la mesa y que hay que cumplir: que son instrumentos muy válidos para que esa igualdad llegue a ser efectiva, pero que son procedimientos lentos como el plan de igualdad, el protocolo de acoso del funcionariado, por ejemplo.

Son cosas que hay que hacer y que llevan tiempo. A gente como yo nos gustaría que fuera más rápido: tendremos que adecuarnos al ritmo de la Administración pero sin perder de vista que queremos ser lo más ágiles posibles y motivando al funcionariado, que hay mucho y muy válido: que vayan siendo protagonistas de ese cambio.

– Además de Igualdad, le toca gestionar una concejalía amplia, con dos patatas calientes: Policía Local y Bomberos. En Policía Local es la Carme Chacón de Logroño, la primera mujer al frente de ello, ¿era una forma de ejemplificar la igualdad?

– (Ríe). El alcalde considera que tiene que estar en Alcaldía, y yo estoy de acuerdo: le queremos dar esa importancia, visibilidad y cercanía. En ese sentido asumo el reto. Debemos darle un poco la vuelta a lo de ‘patata caliente’ y empezar a trabajar: no niego que hay cuestiones laborales o extra laborales; pero creo que debemos caminar hacia destensar las situaciones: dialogar, escuchar, ver lo que hay, algo que nos va a llevar su tiempo. Todo ello con un objetivo: tener una Policía cercana -que ya lo tenemos- y que también se vea todo lo que hacen que es mucho y muy bueno. Hay muchas cosas que mejorar, pero otras ya se están haciendo bien y quizás no se vean, tenemos que emponderar a los efectivos de ambos cuerpos.

– Una de las demandas principales del cuerpo de Bomberos es falta de efectivos. ¿Es una de las cosas que queréis estudiar a corto plazo, el aumentar plantilla?

– Sí. Precisamente es una de las cuestiones que está encima de la mesa, porque la falta de personal es evidente, no se puede negar. Actualmente hay una oposición que se está desarrollando y, previsiblemente, estará resuelta para octubre de este año, lo que nos dará cierto oxígeno, pero sin descuidar que siguen habiendo temas ahí, también de planificación y organización que pueden mejorar mucho esas condiciones. En la primera semana nos reunimos con Policía y Bomberos y el objetivo de este 2019 es reorganización y plantillas.

– ¿Y cómo está la situación en la Policía Local?

– Este año es especialmente sensible porque hay 27 jubilaciones, está encima de la mesa sacar plazas, concretamente 31… Es una de las cosas prioritarias.

– Los cargos de Jefatura superior a veces están unidos a los cambios políticos… ¿Se planea algún relevo?

– Nosotros no nos hemos planteado ningún cambio. No queremos quitar a nadie por el hecho de entrar nosotros nuevos, porque personas válidas hay en todos los sitios, sí que queremos ver y si es necesario relevar se hará, pero nuestro objetivo es ir conocer, ver…

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir