La Rioja

«Estoy convencida de que Unidas Podemos sacará cinco escaños»

Raquel Romero nos lleva a ‘El Beso Café’, en la castiza Plaza del Mercado de Logroño, como tercera opción en una siempre complicada jornada de martes en la hostelería. Las dos primeras -‘El Arao’, en Padre Marín; y ‘Sol Veggie’, en Menéndez Pelayo- están cerradas por descanso del personal y, claro, siendo candidata por Unidas Podemos no queda más que respetar los derechos laborales y adaptarse a las circunstancias.

De esto último sabe un rato. Porque su elección como cabeza de lista cogió a todo el mundo por sorpresa (a ella también). Elige comida vegetal «porque dice mucho de mí», aunque no es vegana, y repasa el camino que le ha llevado hasta un papel de aspirante en estas elecciones autonómicas.

Reportaje gráfico : Amaya Garrido – NueveCuatroUno

Licenciada en Periodismo por la UPV, el próximo 8 de julio esta hija de la generación del éxodo rural (sus padres son de Pedroso y Anguiano) cumplirá 37 años. Cuida el valor de cada palabra y se irrita cuando se alude al Parlamento como una institución ‘fragmentada’ en lugar de ‘plural’, al tiempo que se emociona cuando recuerda su «duelo migratorio» en Alemania. Fue allí donde tomó contacto por primera vez con el partido que ahora representa en los comicios regionales.

– ¿Se imaginó en aquel entonces como cabeza de lista al Parlamento de La Rioja?

– Ni por asomo, casi me cuesta asumirlo ahora mismo. Ha sido un poco ‘carambola’, en el buen sentido. De esas cosas que a veces se hacen a tu pesar y por un bien mayor. Tuve la sensación de que se necesitaban manos para tirar adelante el proyecto en La Rioja y que los compañeros confiaban en mí.

– ¿Quién le propuso y quién la convenció para que sea la candidata?

– Sobre quién me propuso, haré como los buenos cocineros y me guardaré la receta. Y en cuanto a quién me convenció, entre todas la mataron y ella sola se murió,  porque fue una cascada de consultas lo que llevé a cabo cuando me ofrecieron ser candidatas. Y aunque pedí consejos, que los hubo de todo tipo, la decisión y la responsabilidad fue solo mía, al 100%.

– ¿Fue difícil convencerla?

– Sí, costó mucho tomar la decisión. Por la situación del partido, porque ha sido a través de una designación y no mediante primarias, porque consideraba que había gente que se lo merecía más que yo… No quería venir a quitarle el mérito a nadie, pero me tranquilizó que la gente me dijera que estaba de acuerdo en que fuera la cara visible del proyecto.

– ¿Es consciente de que sus rivales le echarán en cara esos dos aspectos: haber sido designada ‘a dedo’ y el no haber estado en Logroño estos últimos años?

– No es tan verdad esto último. Desde que me contrató Podemos en 2016 me trasladé a Logroño, solo que al trabajar para la emigración consideré que si me despegaba del día a día de un emigrante me iba a olvidar de lo que significa tener que rogar para votar o no tener una tarjeta sanitaria, por ejemplo. Por eso, viví la mitad del año fuera y la mitad del año aquí.

– ¿Cómo están las tensiones en su partido? ¿Son agua pasada, hay una tregua electoral…?

– No hay tensiones. Las broncas no favorecen a nadie y la campaña de las generales nos demuestran que esa tensión está muy en Logroño. A la gente de los pueblos no les interesa y eso genera unas expectativas muy optimistas en cuanto a rearme del partido. Las campañas nos están sentando muy bien en el ámbito interno.

– ¿Qué expectativas manejan en las autonómicas?

– Ganaremos las elecciones si conseguimos que las políticas de Unidas Podemos acaben en legislación para las elecciones. Y el mejor resultado posible es ese que nos dé peso parlamentario suficiente para formar Gobierno. Me gustaría mucho que Joaquín Giró, que ocupa el número 5, obtuviera un escaño porque así tendríamos a las tres fuerzas que conformamos UP en el Parlamento y al primer diputado marcadamente ecologista en la Cámara.

– Si tan importante es que un ecologista obtenga su escaño, ¿por qué no colocarlo en un mejor puesto de la lista?

– Porque vamos a sacar cinco escaños, estoy convencida. Además, cada una de las fuerzas tienen un peso y Zúñiga (Equo) va como cabeza de lista en Logroño.

– Hablando de Logroño, ¿no les perjudica no haber integrado una candidatura junto a CambiaLo?

– Me da pena que los independientes que en su día formaron Cambia Logroño hayan tirado por otro lado, porque esa candidatura municipal ya no es Cambia Logroño sino otro partido político que quiere recoger una herencia que la tienen Izquierda Unida y Equo. Pienso que unidas somos más fuertes y los ciudadanos son quienes tendrán que decidir, aunque estoy segura de que en el futuro trabajaremos conjuntamente.

– Pablo Iglesias ha anunciado su agenda de campaña y en ella no figura ningún acto en La Rioja.

– Ya nos visitó hace poquito y fue uno de los actos más bonitos que he vivido en política, porque se hizo en un pueblo el mismo mitin que se hace en una gran ciudad.

– Es cierto que vino en la campaña de las generales, pero también lo es que nos visitaron Pedro Sánchez, Pablo Casado e Inés Arrimadas y repiten en la de las autonómicas y municipales.

– Quizás esos partidos consideran necesitan un apoyo extra para las elecciones…

– Confían en sumar escaños suficientes para formar Gobierno, pero ¿asumirían Consejerías o se limitarían a darle apoyo parlamentario al Ejecutivo?

– Vamos a hablar primero de qué políticas vamos a generar y luego ya veremos quién será la cabeza visible de esas políticas. De nada sirve encorsetarse en una estructura institucional cuando hablamos de políticas transversales.

El almuerzo, que esta vez coincidió con un bocado a media mañana, consistió en una tartaleta de espinacas, calabacín y espárragos, acompañada por tres cafés cortados y un botellín de agua: 7,80 euros.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir