La Rioja

El PR+ plantea asambleas ‘a cuatro bandas’ para acabar con el ruido nocturno

El Partido Riojano (PR+) ha abogado este miércoles por impulsar desde el Ayuntamiento encuentros entre vecinos que reivindican su derecho al descanso, personas que quieren disfrutar del ocio nocturno, hosteleros que pretenden impulsar la noche y el propio Consistorio, como administración responsable, para acabar con los problemas de ruidos en Logroño.

El concejal Rubén Antoñanzas se ha mostrado convencido de que «se pueden buscar posturas de acercamiento y encontrar soluciones porque los intereses de las cuatro partes no tienen porque estar contrapuestos». «Nuestras ideas van enfocadas en la línea de promover actitudes cívicas, de solidaridad y comprensión de las vivencias del otro. Por ejemplo, proponemos un programa educativo para que las personas que disfrutan del ocio nocturno respeten el descanso de los vecinos», ha indicado.

Antoñanzas ha realizado esta propuesta en el marco de una rueda de prensa en la que ha exigido «soluciones y medidas concretas» para acabar con el ruido en la capital riojana, recordando que «el mapa de ruido relacionado con las zonas de ocio fue adjudicado en mayo de 2017, pero no se ha hecho nada al respecto». «Asimismo, se tenía que haber avanzado con el Plan de acción contra el ruido estratégico, aprobado en Pleno en febrero de 2017, pero no se ha llevado a cabo ninguna medida para controlar la contaminación acústica de nuestra ciudad», recalca el PR+.

Antoñanzas considera que «estamos ante un asunto de capital importancia para los vecinos de Logroño, un asunto que afecta a su salud, pero, sin embargo, el equipo de Gobierno ha intentado una y otra vez que pase desapercibido, mostrando una enorme falta de interés no sólo en plantear soluciones, sino en establecer unos mecanismos sencillos para hacer llegar la información al ciudadano, tal y como sucedió con el Plan Municipal de acción contra el ruido en Logroño».

Sus propuestas

Desde el Partido Riojano contemplan «una serie de medidas concretas para corregir el exceso de ruido en la ciudad de Logroño, con zonificación acústica por barrios, porque cada zona requiere una solución diferente», como son:

-Barrio Los Lirios: colocación de pantallas acústicas algo más de 500 metros, que irían desde la torre Ónix, en los alrededores de la Circunvalación, hasta el último edificio de la calle Tudela.

-Constitución de una unidad de acción, regulada, conocida y eficaz, destinada a abordar las medidas sobre ruido de ocio y otras fuentes (industria, servicios públicos, obras, actividades especiales…) así como la regulación del ruido privado, incluso regulando para ello la actuación de oficio desde el Ayuntamiento.

-Que se establezca un Plan de ayudas específico para la adecuación de viviendas en materia de protección contra el ruido.

El ferrocarril

Respecto al ruido generado por los trenes en la capital riojana, el PR+ propone lo siguiente:

-Disminución de la velocidad de tránsito ferroviario a lo largo del trazado urbano, en los tramos no soterrados y, en especial, en el horario nocturno y en los trenes de mercancías, que no deberían superar los 20 km/h.

-Resolver el tramo de Avenida de Lobete desde el punto de cubrimiento actual hasta Tirso de Molina.

-Protección mediante pantallas acústicas, con tratamiento de integración vegetal, en el barrio de Los Lirios y en otros puntos del trazado ferroviario donde pueda acreditarse tanto su necesidad como su eficacia.

La circunvalación

En relación al tránsito de vehículos por la LO-20, los regionalistas plantean las siguientes medidas:

-Que se implante en todo el recorrido asfaltado fono absorbente de última generación, que posibilita la reducción de emisión de hasta 8 decibelios.

-Instalación de las pantallas acústicas (con integración vegetal) previstas en el Plan LO 20 del Ministerio de Fomento y las que se determinen por el plan municipal.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir