La Rioja

Los logroñeses, cumplidores: el 93% de los recibos se pagan ‘motu proprio’

El 93,03 % de los 96,5 millones de euros que debía recaudar el Ayuntamiento de Logroño el pasado año fueron ingresados en las arcas municipales a través del proceso ‘voluntario’.

De ese total, hay que destacar el pago en periodo voluntario de los recibos (los valores de los tributos establecidos en calendario: IBI, tasa de agua y basura, vehículos…), que es la mayor parte del total de ingresos y por su periodicidad sirve de referencia para comparar con otros ejercicios.

En este caso la cifra de recaudación en ‘voluntaria’ es de 94,78%, restando apenas un 5% para el sistema de ‘recaudación ejecutiva’. Es una cifra similar a ejercicios anteriores (94,90% en 2017), confirmando la tendencia al alza tras el bache experimentado en 2013 y 2014 (con un 93,68 y 93,50%, respectivamente), posiblemente a consecuencia de la crisis económica.

Los canales de ingreso que el Ayuntamiento pone al servicio de los vecinos son los siguientes:

– Domiciliación del pago en entidades bancarias (sigue siendo el procedimiento más habitual y supone casi el 75%, con 376.582 recibos abonados en 2018). Es el procedimiento más cómodo para los ciudadanos, evita que se pasen plazos y desplazamientos.

– Operaciones con tarjeta financiera (15.493 documentos frente a 12.590 en 2017). Método que continúa aumentando.

– Operaciones a través de la web municipal (15.521 documentos frente a 13.407 en 2017 o 11.301 en 2016; ha pasado de un 2,08 al 2,83% del total). Sistema que se sigue potenciando.

– Ingresos en efectivo en ventanilla (58.084 documentos frente a los 58.503 de 2017, pasando del 10,80% del total al 10,57%), descendiendo ligeramente en favor de medios no presenciales.

– Ingresos en entidades colaboradoras (660 documentos menos, pasando de suponer del 13,75% al 13,43 % del total). Medio que también sigue descendiendo.

La evolución de los ingresos atendiendo a los distintos impuestos y tasas demuestra -como ha señalado la concejal Mar San Martín- «un mantenimiento de cifras en algunos de los tributos que tienen que ver con el repunte de la actividad económica», como ocurre con el IAE. De este modo, ha experimentado un aumento del 0,27% el IBI de naturaleza urbana y del 0,54% la tasa de terrazas y veladores.

En el análisis de la recaudación en procedimiento ‘ejecutivo’, el resultado de la gestión se sitúa en el 26,03%, con un repunte de 1,86 puntos respecto a lo que se contabilizó por este concepto en 2017 (24,17%).

El total de documentos que en este apartado se manejaron en 2018 fue de 197.184 documentos (frente a los 163.557 de 2017) de los que destacan por su mayor número las notificaciones de providencia de apremio (52.262), las cartas recordatorio (48.590) y los requerimientos de pago (31.890).

En este sentido, la concejal ha recordado que, aunque en los dos últimos ejercicios ha descendido el número de empresas declaradas en concursos de acreedores, quedan pendientes procedimientos iniciados en años anteriores, “lo que ha generado un importante volumen de deuda pendiente de cobro que es complicado y lento de gestionar”.

En relación a la gestión recaudatoria de multas, figura en la Memoria de actividad de 2018 el cobro de 4.959.380,82 (5.240.398,72 euros por este concepto en 2017), 281.017,90 euros menos que el año anterior. Además de los cerca de cinco millones cobrados en la vía voluntaria, pasaron a ejecutiva multas por valor de 728.846,12 euros.

Las evolución del cobro de multas ha tenido una progresión sostenida en los dos últimos mandatos, tras un descenso muy acusado al inicio de este periodo cuando se pasó de 68.108 documentos contabilizados en 2011 a 56.799 en 2012. Posteriormente, el incremento ha sido leve, ejercicio a ejercicio, hasta 2017 con 65.779 sanciones, y cierto descenso este último ejercicio con 62.145 cargos emitidos.

Con estos datos podemos concluir que la recaudación total en multas de tráfico es bastante satisfactoria. Del total de las sanciones en los últimos 10 años (54,6 millones de euros) se han ingresado 26,4 millones (algo más del 48%), pero teniendo en cuenta que la bonificación por pago en plazo es del 50%, el resultado final es que se ha recaudado el 80,7%.

La recaudación municipal se ajusta continuamente a la realidad jurídica y de los contribuyentes para obtener los mejores resultados y dar las mayores facilidades a los ciudadanos.

Así, como objetivos en los que se trabaja están reforzar las domiciliaciones (sobre todo en vehículos), el plan especial de pagos, seguir incorporando la administración electrónica, la nueva oficina de atención en recaudación (que ha aumentado la calidad en la atención a los ciudadanos), entre otros, para continuar ofreciendo “un servicio de Recaudación cada vez más cercano y mejor valorado por los logroñeses”, como prueban los buenos resultados obtenidos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir