Cultura y Sociedad

«Hay que promocionar más los Cameros en el paquete turístico de La Rioja»

La sierra riojana, como casi todas, tiene su idiosincrasia. También en lo referido al turismo. Sus atractivos distan bastante de los que ofrecen otras áreas de la región, también sus necesidades, sus puntos fuertes, su evolución… Y una de las personas que mejor lo conoce es Jesús Toledo, responsable de la Oficina de Turismo de Cameros, quien precisamente ha cerrado este miércoles el ciclo ‘III Ciclo de Conferencias Turismo ConCiencia’ de la Universidad de La Rioja.

Toledo habla desde la experiencia que da llevar casi dos décadas al frente del punto informativo turístico del Camero -desde el año 2000-. Se viene arriba cuando toca hablar de turismo de Cameros; porque recorrer la N-111 y sus vías comarcales, tratar con los cameranos y vender sus lindezas no dejan impasible, te convierten, te encandilan…

– La Oficina de Turismo de Cameros, ubicada en el Hórreo de Pradillo, no es una oficina cualquiera, podría decirse. 

– Llama mucho la atención a la gente que haya un local y una oficina propia en una zona como los Cameros. Además tiene la particularidad de que no depende de ningún ayuntamiento, sino que la gestión se lleva a cabo a través de la Asociación ALTURA de Turismo Rural. Al mismo tiempo, ofrecemos información no solo del Camero Nuevo, también del Viejo.

Oficina de Turismo de Cameros, en el Hórreo, en Pradillo. Foto: sierracameros.es

– Casi veinte años al frente del punto informativo camerano, ¿ha cambiado mucho la actividad de la Oficina de Turismo de los Cameros?

– Internet lo ha cambiado todo. Por un lado, ha cambiado el número de visitantes: ha repercutido en el descenso de visitantes. En 2006-2007 hubo un pico con casi 4.000 visitantes, en 2008 comenzó a descender, también por la crisis, y se ha quedado estancado en los 2.500 de media anual. Ahora en vez de consultas en persona son más vía telefónica y vía mail. También ha variado el tipo de contenido que manejamos: antaño se hacía un trabajo de consulta de ocupación de alojamientos. En estos momentos es más un servicio de ‘última hora’: visitantes que nos solicitan consulta a la desesperada, y nosotros nos ponemos en contacto con los alojamientos.

– O sea que poco tiene ver con lo que comenzó haciendo…

– Digamos que hoy es más una central de información de turismo rural  y las múltiples opciones que se ofertan en la zona. De hecho, estamos coordinadas las distintas oficinas de turismo de la región y cada una tiene un punto fuerte, en nuestro caso es el turismo rural, de montaña, senderismo… Pero hay algo que no ha cambiado: el trato personalizado y cercano. La singularidad de nuestra oficina permite a la gente sentarse tranquilamente; el tiempo medio de atención son 20 minutos.

– ¿Y cómo está la situación en general de los Cameros en el aspecto turístico?

– Por lo que palpamos, se nota sobre todo en el sistema de alojamientos que hay un movimiento importante en casas rurales, etc. Sobre todo en determinados momentos hay ocupaciones muy altas, queda pendiente la ocupación de entre semana y la temporadas bajas. Pero la realidad es que después de tantos Cameros está situado como un destino rural, de montaña, de naturaleza, entendido en un concepto global: por las actividades que se ofertan, eventos, gastronomía, recursos de la zona, rutas de senderismo, rafting…

Achichuelo, Villoslada de Cameros. Foto: sierracameros.es

– Parece que se está en un buen momento, entonces. 

– Sí, vivimos un buen momento, se nota que la marca Cameros se ha fijado entre el público del turismo rural, y la gente ya pregunta por Cameros en ferias como Fitur, por ejemplo. Pero también hay muchas cosas por hacer, como los servicios, etc.

– ¿Qué queda por hacer en los Cameros?

– Muchas cosas. Uno de los momentos importantes ha sido, por ejemplo, la hermandad de las Trece Villas. Estamos orgullosos de esas colaboración que ha permitido la creación de materiales informativos turísticos de cada una de las poblaciones pero con una imagen uniforme, antes no tenías casi folletos para entregar, solo de tres lugares… También se ha puesto en marcha el portal Sierra de Cameros

Otro de los elementos necesarios es la difusión: hay que promocionar mucho más esta zona dentro del paquete turístico de La Rioja. Hablamos de enoturismo, que está genial, pero hay que dar a conocer otros recursos de montaña, como Cameros y los otros valles. Se requiere promoción específica.

Cuevas de Ortigosa. Foto: sierracameros.es

– Eso en promoción e imagen, y en otros aspectos, como servicios, ¿qué le falta a la sierra camerana para ofrecer un mejor producto turístico?

– Hay servicios que fallan, como puede ser el tema de la gasolinera de Villanueva: sigue estando cerrada los fines de semana, es un delito. Algunos que vienen de fuera lo ven y se ríen de la situación, otros se llevan las manos a la cabeza; no puede ser. Otros aspectos a mejorar serían el tema de las cuevas de Ortigosa: no tienen opción de reservas online, solo presencial. Las visitan -solo en el medio año que están abiertas- 15.000-17.000 personas, son el recurso más potente de la zona y se necesita adaptar a los tiempos actuales.

Además, la gestión tenía que ser como en El Barranco Perdido o el Náutico de El Rasillo, a través de La Rioja Turismo, porque ahora es municipal y un ayuntamiento tiene los recursos que tiene… El tema de la restauración también hay que hacérselo mirar: muchos restaurantes de la zona no dan cenas y eso es un problema para los turistas.

– Así que, estamos bien, pero hay bastante tarea por delante. 

– Hay que replantearse y adaptar las infraestructuras y los servicios y ofertas a las demandas. Otro ejemplo es que las rutas de bicicletas de montaña tienen mucha demanda y no están señalizadas, ni publicadas. Se ha solicitado a Medio Ambiente que al menos se haga en el Parque de Cebollera que atrae turismo familiar. Pero sí, queda mucho por hacer.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir