Deportes

El inicio de algo mejor

UD Logroñés - Gimnástica de Torrelavega | Foto: Eduardo del Campo

Una agradable brisa acaricia el rostro de Carles Salvador. Respira profundo, coge aire, y nos lleva con su pelota hasta mayo… al tiempo que abre una pelota a la banda derecha para que Juan Iglesias siga a lo suyo. Y luego otra a la izquierda; y otra, atrás; y otra, por el medio; y otra, entrelíneas… Abre el tarro de las esencias para dar fragancia a esta primavera adelantada en la Unión Deportiva Logroñés. Y huele a margaritas, a lavanda, a río crecido por el deshielo, a hierba recién cortada, a cervecita fresca, a paseo al sol de mediodía. Carles Salvador huele a fútbol.

Rayco saborea la primavera jugueteando con la pelota en el jardín de su casa. El viento cálido y confortable en su nuca le sitúa en esas tardes de primavera en las que apetece jugar a fútbol para ser decisivo… al tiempo que ve a Marcos André generoso como nunca dispuesto a ponerle una pelota e incluso dos, y hacer dos goles que destrozan a su rival.

Ander Vitoria deja de estar serio. Se faja ante los centrales con una sonrisa socarrona en su cara. Sabe que le empujarán una y otra vez, que se mantendrá en pie, que otras veces le tirarán, que tocará el balón solo a la primera… Pero sonríe porque sabe que estará listo para la primavera. Cogerá el tono adecuado para los playoffs, porque no solo juega, también marca como ha demostrado en este último partido.

Marcos André anda cambiando la piel. Se despoja del jersey de único 9 del equipo para retrasarse unos pasos y así hacerle un hueco en esta primavera eterna a Ander Vitoria. Y le luce su primavera como asistente. Y sigue creciendo como futbolista. Dos asistencias en una tarde de domingo en Las Gaunas. La primavera tiene estas cosas, surgen amores que a saber hasta dónde nos llevarán.

Y Paredes anda haciendo méritos para crecer a partir de estos primeros rayos de sol cálidos tras un invierno muy duro para él. Está cogiendo temperatura con minutos para ser ese Paredes que profundiza en las miserias de los contrarios. Y le pone el tercero a Vitoria, donde hasta hace poco tiempo era imposible ver llegar una pelota, para desesperación de Vitoria, por ejemplo.

Es el inicio de algo mejor. Porque la primavera en los playoffs siempre es algo mejor y siempre requieren de algo mejor.

Carles Salvador siempre es el inicio de algo mejor; y más cuando por fin tiene la posibilidad de dirigir su ‘gps’ no solo hacia la derecha, sino también hacia la izquierda. Ander Vitoria es mejor cuando juega, así de fácil. Rayco es fantástico cuando se divierte. Marcos André sigue siendo determinante también cuando no marca pero asiste con generosidad. Paredes es mejor cuando coge el ritmo, cuando profundiza y por fin alguien las pone desde la banda izquierda como estaba haciendo Iñaki.

Al equipo le luce la primavera, en la que por fin florecen jugadores imprescindibles para la búsqueda exitosa de un nuevo salto de calidad.

Tras el frío, respirar profundo con los primeros vientos cálidos ayuda a ver la vida con cierto optimismo. Porque pincha el Mirandés, pincha el Barakaldo, pincha la Real B, y pierden el Oviedo Vetusta, el Langreo… Y de repente los riojanos se sitúan a ocho puntos de distancia del quinto clasificado, y miran al Mirandés con cierta curiosidad, por lo que pudiera pasar.

Porque este equipo ha superado con éxito el frío invierno, y llega a estos primeros días de primavera en una situación casi ideal para seguir creciendo. Porque la mayoría de jugadores son y parecen un poco mejor que a principio de temporada.

Sergio Rodríguez también es mejor entrenador que a principio de temporada porque ahora es más versátil, y su equipo se adapta a las diversas necesidades. En Tudela fue un equipo distinto al de hace quince ante el Bilbao Athletic, y también distinto al de este domingo ante la Gimnástica de Torrelavega, y a buen seguro no será así cuando toque jugar en Zubieta, en Gobela o recibir al Mirandés.

Se ha pasado de ser un equipo que solo buscaba protegerse para no recibir más daño tras aquellas primeras cinco jornadas, a irrumpir en esta primavera con registros muy diversos. Ver a Paredes y Juan Iglesias sobre la chepa de los laterales contrarios en actitud ofensiva se ha demostrado este domingo como acertado, y a buen seguro no será así contra el Mirandés, cuando quizás se vuelva a la versión más defensiva y contragolpeadora que tan buenos resultados le ha dado.

En esta ocasión era necesario arriesgar atrás para superar a un equipo de abajo que llegaba a Las Gaunas a hacer su gol y cerrarse. Un equipo, como el cántabro, al que con solo 15 goles a favor, se le podía conceder algo arriba, para hacerle daño en el lado contrario. Y así ha sido. Tres goles a favor para los riojanos y dejar en el olvido dos ocasiones muy claras para los visitantes con el 0-0 y el 1-0 que han fallado porque tienen serios problemas de gol.

Sacar partido a los defectos de los rivales es sin duda una virtud. Ha arriesgado Sergio Rodríguez desde esa actitud tan profunda y ofensiva de sus laterales; y le ha salido a la perfección. Juan Iglesias le ha puesto dos a Ander Vitoria que Alex ha desbaratado, y Paredes le ha entregado el tercero al delantero vasco para dejar el asunto visto para sentencia. Antes, Rayco había puesto el partido en bandeja de plata con cierta dosis de fortuna en su primera disparo a puerta y en la segunda asistencia de Marcos André, que ha pasado de ser un mal disparo a puerta a una gran asistencia para el canario.

Con Rayco y Ander Vitoria en crecimiento, con Paredes cogiendo el tono, con Iñaki velando armas, con Borja García corriendo por Las Gaunas con una sonrisa de oreja a oreja antes del partido de este domingo, con Olaetxea cogiendo aire, con Rubén Martínez insistiendo en ponerlo todo sobre el césped tras un par de semanas de descanso, con Andy sintiendo de nuevo el balón en sus pies… se puede decir que golear a la Gimnástica de Torrelavega es el inicio de algo mejor: llega la primavera, aunque ya sabemos que por las noches refresca, y no es cuestión de resfriarse.

Ficha técnica
UD Logroñés: Miguel; Juan Iglesias, Caneda, Bobadilla, Paredes; Rubén Martínez, Andy, Salvador, Rayco (Pedrito, m. 79); Marcos André (Ousama, m. 73) y Ander Vitoria (Víctor López, m. 67).
Gimnástica de Torrelavega: Álex Ruiz; Fer, Ramiro, Luis Alberto, Fermín; Palazuelos (Cusi, m. 68); Vitienes (Giovanni, m. 61), Alberto, Víctor (Rozas, m. 71), Leandro; y Primo.
Goles: 1-0, m. 16: Rayco. 2-0, m. 26: Rayco. 3-0, m. 49: Ander Vitoria.
Árbitro: Diego Valdés Díaz (Comité Asturiano). Amonestó a Caneda (m. 5).
Incidencias: 2.903 espectadores en Las Gaunas, según informó el club organizador.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir