Entrevista

Sheyla Gutiérrez: «Podemos llegar a cobrar hasta cien veces menos que un hombre»

Sheyla Gutiérrez: «Podemos llegar a cobrar hasta cien veces menos que un hombre»

Cuando disfrutaba de uno de los mejores momentos de su carrera, la ciclista riojana Sheyla Gutiérrez (Logroño, 1994) ha tenido que tomar la difícil decisión de no acudir al Europeo de ciclismo que se celebra en Glasgow para liderar al equipo nacional. «No me encuentro demasiado bien. La última prueba que corrí en Londres no me dio las mejores sensaciones. Desde que sufrí el accidente, me está pasando factura. Me estoy esforzando para recuperar mi nivel, pero me cuesta, estoy sufriendo el doble para conseguir la mitad y prefiero dejar mi sitio a otra compañera en mejores condiciones», asegura en una distendida conversación con NueveCuatroUno en la que comenta sus comienzos y todas las etapas de su trayectoria deportiva.

Sheyla Gutiérrez vence en la séptima etapa del Giro de Italia de 2017

– ¿Cómo empezó en el ciclismo? ¿Qué recuerdos tiene de aquella época?

– Estaba en el colegio y mis tíos llevaban la escuela de ciclismo de Logroño. Mi madre pretendió que hiciera otros deportes, me apuntó a fútbol o natación, pero yo quería probarlo. Quizá por llevarle la contraria, que no quería sufrir como lo había hecho con mis hermanos. Me acuerdo que pensaba que el día que me aburriría, lo iba a dejar. Pero nunca llegó ese día y aquí continúo.

– Comenzó su etapa amateur en 2011, en las filas del equipo Muruelo. Le llegaron éxitos internacionales muy pronto…

– De juvenil participé en dos campeonatos mundiales de mi categoría, quedando en sexta o séptima posición. Además, logré vencer el campeonato de España.

– Pasó al profesionalismo en el Lointek vizcaíno. Allí, logró ganar la Copa sub-23 en Villamediana de Iregua. ¿Qué sintió al ganar en casa, delante de los tuyos?

– Siempre que he corrido en casa ha sido muy especial para mí, porque tengo muchísimo apoyo. Mucha gente piensa que tenemos presión por ganar o hacer un buen resultado. Yo aunque no lo haga, disfruto muchísimo. Que hagan una carrera en las carreteras donde entrenas siempre es muy divertido.

– Gracias a ese triunfo en 2014, fue hacia arriba con el combinado nacional. Tercera en ruta y segunda en contrarreloj. ¿Se esperaba ese rendimiento contra el crono?

– No, no me lo esperaba, porque siempre es una prueba que se me ha enganchado. Iba muy concienciada para preparar los Campeonatos de España y llegué en muy buen estado de forma. Fui a por la crono y la ruta y la verdad es que me fue bien.

Sheyla, participando con la selección española | Foto: RFEC

– Además, en ese mismo año debutó en un Mundial absoluto…

– Sí, además también fue en casa (Ponferrada). Me gustó bastante la experiencia pero no tuve mi mejor día (sufrió un ataque de asma).

– Gracias a su gran progreso (GP Plumelec Morhiban, top 10 en clásicas, selección española), aprovechó la formación del UCI World Tour para pasar a un conjunto mucho más potente como Cycle Pro Cycling, en el que sigue actualmente. ¿Notó un cambio radical?

– Sí, aquí pude correr en lugares muy importantes con un bonito calendario, pero con limitación siempre de presupuesto. Con mi equipo he debutado en el World Tour y he corrido las carreras más importantes. Mis compañeras son top-20 mundial. He podido aprender mucho tanto como ciclista y como persona.

– En 2017 venció en la clásica Les Samyn des Dames, siendo la primera española en toda la historia en ganar una prueba de estas características. 

– Son las pruebas que más me gustan, muy difíciles de disputar y muy técnicas.  Lo que sentí aquel día corre aún por mis venas. No me esperaba poder ganar así, a pesar de intentarlo. Empezar el año así fue lo mejor que me ha pasado nunca. Corrimos entre 150 y 200 corredoras sobre una distancia de 140-160 km. Muy duro.

Sheyla Gutiérrez vence en Les Samyn

– El pasado año fue maravilloso para usted. Una etapa en el Giro, un campeonato de España en ruta, tercera en contrarreloj y esa clásica. ¡Impresionante!

– Sí, fue mi mejor año. Ganar la etapa del Giro, que es una de las carreras más grandes en el ciclismo femenino, fue increíble. Me supe levantar de contratiempos que tuve, conseguí muchísimos puntos UCI, hice muy buenos resultados y acabé muy contenta.

– Esta temporada ha ganado dos pruebas en China (Tour de la Isla de Zhoushan y Panorama Guizhou International Women).

– He ganado una etapa y dos generales en vueltas. Fui muy satisfactorio, ya que aprendí a disputar una vuelta por etapas. Siempre había ido a ayudar o buscar victorias parciales, pero nunca como líder. El día que conseguí la victoria fue un relax y pude imaginar cómo se sienten los ciclistas que ganan el Tour o el Giro tras sufrir esa presión día a día defendiendo el maillot.

Sheyla, celebrando su victoria en China

– ¿Se ve en el futuro candidata a generales de grandes vueltas?

– Depende de qué carreras. Nunca digas nunca, pero aún no me veo para la general de un Giro, ya que tiene subidas largas y duras. Pero sí para otras vueltas por etapas que se adecuen más a mis características o clásicas.

– ¿Hay mucho apoyo en el Giro de Italia por parte del público? ¿Se nota la brecha con el ciclismo masculino?

– En Italia hay muchísima afición y las ciclistas son valoradas casi como los hombres. No tenemos tanto apoyo de gente, pero los que lo hacen son incondicionales y eso te hace sentirlo el doble.

– En el pasado Giro no pudo brillar demasiado. Intentó tener participación, pero las cosas no salieron como quiso…

– Fue un Giro muy difícil, ningún día llegué a la escapada. Casi todas las etapas fueron para las chicas de la general. Ha sido bonito intentarlo y me sirve para valorar el doble lo que conseguí el año pasado. Es algo muy difícil.

– Comentó en sus redes sociales que no estaba completamente recuperada del atropello.  ¿Cómo ve la situación de los ciclistas en la carretera?

– Normalmente, estoy muy contenta. Los coches suelen respetar bastante y Tráfico ha tomado medidas a nuestro favor. Pero como pasa en todos los sitios, a veces los despistes te juegan una mala pasada. Al final, el más frágil eres tú.

– ¿Qué retos le quedan por delante en lo que resta de temporada?

– Bueno, he renunciado a correr al Europeo. No me encuentro demasiado bien. Me quedan carreras importantes, pero he decidido estar un mes sin competir. Espero poder recuperar ahora y poder competir con más garantías.

– ¿Cómo se definiría como ciclista? Se le dan bien las clásicas, aunque también ha sido capaz de lograr resultados contra el crono…

– Bueno, la contrarreloj es algo que todavía se me atraganta. Tengo que entrenar mucho más. Este año había entrenado bastante, pero el Campeonato de España fue justo después del atropello…  Me gustaría ser clasicómana porque soy rápida; sobre todo cuando hay grupos pequeños y seleccionados. Afortunadamente, muchas carreras son así, no solamente las de primavera.

– ¿A nivel regional, cómo ve la situación del ciclismo, tanto femenino, que conoce perfectamente, como masculino?

– Ahora hay bastantes chicas que están probando en la Escuela de Carlos Coloma o la Municipal de Coloma. Eso es muy bueno, porque están saliendo a entrenar y a correr. Lo que pasa que todavía se nota que por parte de las familias o las chicas les falta algo para probar este deporte. No hay muchísimas, a ver si se animan más.

En cuanto a los chicos, antes sí que había muchísimos más en categorías inferiores. Ahora no hay tantos, quizá porque se decantan por otro deporte. Lo que sí es verdad es que mucha gente está retomando la bici y eso supone un boom en las carreteras y montañas, de chicos y chicas que salen a rodar.

Homenaje a Sheyla Gutiérrez en su Varea natal

– ¿Hay algún equipo riojano de referencia?

– Desafortunadamente, de carretera no hay ninguno. Los que existen, como OSGA, son de Mountain Bike y la escuela de Coloma también.

– La última edición de la Vuelta a La Rioja se suspendió ¿Falta apoyo institucional para organizar carreras?

– El organizador es una persona que lo lleva haciendo mucho tiempo y eso requiere mucha dedicación, trabajo y esfuerzo. Las instituciones sí apoyan todo lo que pueden, siempre que se les plantee un buen proyecto.

– ¿Puede vivir holgadamente del ciclismo?

– Bueno, yo ahora tengo un trabajo como puede tener cualquier persona de mi edad. Tienes un sueldo que te permite vivir día a día. Las profesionales podemos vivir bien de ello. El problema es la diferencia de salario. A veces, podemos llegar a cobrar hasta cien veces menos que un hombre. La remuneración también depende del tipo de ciclista. Las corredoras que tienen mucho interés están bien pagadas y el resto tiene un sueldo mucho más bajo.

– ¿Qué medidas tomaría para favorecer el ciclismo femenino?

– Se están tomando medidas, habría que intentar que los niños probaran este deporte. Está habiendo campus, carreras de escuelas, campus, marchas, puertas abiertas y eventos para que las niñas sepan que pueden probar y se animen.

– Es una gran satisfacción representar a La Rioja por todo el mundo.

– Para mí es un orgullo. Todas mis compañeras y contrincantes saben que soy riojana, porque presumo de mis orígenes. Cuando tengo la oportunidad, les invito. Ellas conocen el vino, pero cuando vienen aquí se acaban enamorando de la tierra, de la gente y de sus costumbres.

Subir