La Rioja

La Rioja mantiene las mismas medidas ‘anti-COVID’ para el próximo curso escolar

Educación mantiene las medidas de prevención frente al COVID-19 para el próximo curso

La Consejería de Educación apuesta por mantener durante el próximo curso escolar las medidas de prevención frente al COVID-19, relajarlas en función de la evolución de la pandemia y, como principal novedad, reducir la distancia entre alumnos en las aulas de 1,5 a 1,2 metros.

El director general de Innovación Educativa, Alberto Abad, ha detallado a Efe la resolución publicada este viernes en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) que incluye estas medidas, que se revisarán en el primer trimestre.

Según estas medidas, los centros educativos riojanos pueden actualizar el plan de contingencia que presentaron el curso pasado, si así lo creen necesario, ha explicado. Abad ha recordado que las medidas implantadas durante el curso 2020-2021 funcionaron adecuadamente y permitieron mantener la presencialidad en las aulas, por lo que se prevé que se mantengan a partir de septiembre para evitar contagios de COVID-19.

«Ese miedo que había hace un año a los contagios en el aula, no se convirtió en realidad y los casos comenzaron a aumentar cuando finalizaron las clases, en junio», ha recalcado. Para limitar los contactos físicos se guardará una distancia de 1,2 metros en el aula y se continuará con la organización de grupos estables de convivencia o «burbuja».

Entre las medidas de prevención personal, se continuará con la higiene de manos, el uso obligatorio de mascarilla desde los 6 años y la vacunación de la comunidad educativa. En las aulas se intensificará la limpieza y desinfección, además de mantener una ventilación permanente y cruzada; y en el caso de producirse algún contagio, se aplicará el protocolo de actuación ante positivos y brotes, en coordinación entre Salud y Educación.

Para facilitar «la socialización», ha dicho que el próximo curso se permitirá organizar más actividades, principalmente al aire libre, para los grupos de convivencia estable. Ha abogado por aplicar una «mayor flexibilidad» a todas estas medidas a lo largo del curso escolar, mediante revisiones trimestrales.

El Plan de Contingencia de Educación fue facilitado a mediados del pasado mes de junio a todos los centros educativos, que a través de un formulario telemático, pueden adaptar sus propios planes en función de la experiencia del curso pasado, ha precisado.

En relación a la organización de las actividades extraescolares, ha subrayado que Educación solo puede regular aquellas que se organizan en los propios centros educativos, mientras que las de academias y centros formativos dependen de Salud.

Durante el curso pasado, muchos centros escolares no ofrecieron actividades «por miedo» y las restricciones impuestas, ha reconocido Abad, quien cree que «ya es momento» de reanudarlas, conforme a las normas recogidas en el Plan de Contingencia.

Siguiendo los criterios establecidos durante el curso 2020/2021, y siempre bajo el carácter de excepcionalidad, los once centros concertados con horario de jornada partida pudieron optar -sin el proceso legal de votaciones- al horario de jornada intensiva, para facilitar la gestión de entradas escalonadas y de horarios que favorezca la eliminación de aglomeraciones de personas.

El año pasado se acogieron a este cambio de jornada cinco centros (La Milagrosa de Calahorra, Sagrado Corazón de Arnedo y Escolapios, Inmaculado Corazón-Escolapias y Alcaste de Logroño), que en principio, mantendrán la jornada continua el curso 2021/2022.

Unidad COVID Itinerante

Además del Plan de Contingencia, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Educación, Cultura, Deporte y Juventud, mantendrá activas las acciones de reparto de mascarillas y otros elementos de seguridad anti COVID (el curso pasado se repartieron casi 1,7 millones de mascarillas, y más de 33.000 litros de hidrogel).

Del mismo modo, la Unidad COVID Itinerante va a seguir prestando servicio en los centros educativos durante todo el curso. Esta unidad, puesta en marcha en octubre de 2020 y que durante el presente verano se ha mantenido activa trabajando en los campamentos juveniles, recorrió el pasado curso más de 17.000 kilómetros en sus viajes a 145 centros educativos de toda la región, y realizó 16.016 pruebas PCR en los propios centros, además de gestionar la toma de decisiones ante los casos positivos detectados.

El nuevo Plan de Contingencia pasa ahora a manos de los centros educativos y entidades locales para su adaptación y desarrollo. Desde la Consejería se llama una vez más al compromiso colectivo de todos los agentes implicados (alumnos, familias, docentes, equipos directivos, funcionarios de la administración, y la propia dirección de la Consejería) para asegurar el cumplimiento de las normativas y protocolos sanitarios y que, al igual que el año pasado, los centros educativos vuelvan a ser lugares seguros donde el curso escolar se desarrolle con normalidad.

Subir