Universidad de La Rioja

G. Montero: «El español debe estar en los nuevos ámbitos de la comunicación»

FOTO: EFE/Raquel Manzanares.

El director del Instituto Cervantes, Luis García Monero, ha subrayado este miércoles que el español «no tiene porqué competir con el inglés», pero «debe estar en los nuevos ámbitos de la comunicación».

García Montero ha hecho esta afirmación en declaraciones a los periodistas, previas a la primera reunión del Comité Ejecutivo del Observatorio Global del Español, que se ha constituido en San Millán de la Cogolla, con la colaboración de los Gobiernos central – a través del Ministerio de Asuntos Exteriores- y riojano.

El director del Instituto Cervantes, que preside este Comité Ejecutivo, ha enmarcado este proyecto en el interés de su institución en analizar la situación del español en el mundo. Ha explicado que ya existe un observatorio del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard, centrado en analizar la situación de la lengua castellana en Estados Unidos.

Estados Unidos, ha dicho, «ya es el segundo país del mundo en hablantes nativos del español y que ha hecho del español la lengua de la tecnología y el pensamiento». Ha aludido a la «política de descentralización» de la institución que dirige para llevar este Observatorio a San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad; y ha explicado que una de sus primeras tareas será «estudiar las posibilidades tecnológicas del español».

«Debemos analizar los mecanismos de la inteligencia artificial para programar ámbitos de comunicación al servicio del conocimiento y no al servicio de la manipulación», ha defendido garcía Montero, quien ha recalcado que «no se trata de competir con el inglés» en este ámbito, «sino que el español debe estar también en los nuevos ámbitos de comunicación de las máquinas».

Además, este Observatorio analizará la situación de los profesores de castellano en el mundo porque no es lo mismo clases en Harvard que en África o Asia». Por otro lado, ha concluido, «vamos a analizar la propia propuesta de constitución del Observatorio, la situación en la que estamos, las necesidades de plantilla y las relaciones con el Gobierno riojano» para su desarrollo.

«Queremos marcar líneas de trabajo para que estén antes de los próximos presupuestos y traer ya aquí actividades culturales y académicas», ha concluido.

Subir