La Rioja

Cruz Roja atenderá las emergencias sociales en los municipios riojanos

El Gobierno de La Rioja ha suscrito un convenio con Cruz Roja para poner en marcha un servicio de emergencias sociales en los municipios riojanos, salvo Logroño, que ya dispone de este servicios desde hace años.

El consejero de Servicios Sociales, Pablo Rubio, ha presentado este nuevo servicio de su departamento junto al presidente de Cruz Roja en La Rioja, Jesús Reinares, y al director general de Servicios Sociales, Pablo González.

Rubio ha detallado que este servicios se ha puesto en marcha desde el 1 de julio y atiende durante todo el día cualquier situación de urgencia en el campo social «surgida de conflictos, problemas, violencia de género, atención a menores o a personas mayores».

Para esta atención Cruz Roja dispone de 5 trabajadores sociales, con un coste para el servicio, aportado por el Gobierno regional, de 200.000 euros.

Reinares, por su parte, ha incidido en que «cualquier familia o persona de un municipio riojano, salvo Logroño, va a poder llamar a Cruz Roja o acudir personalmente y van a tener a 5 personas a su disposición para atender las emergencias que puedan tener».

Ha detallado, no obstante, que se ha decidido no crear un teléfono específico para este servicio, con lo que las llamadas serán derivadas desde el número de emergencias 112.

Una vez recibida la petición de ayuda, los trabajadores sociales evaluarán si pueden atenderla en el momento, enviar a las personas a otros recursos o aportar otras ayudas.

«Se trata de ayudar en todo lo que necesite una persona, una familia, niños, jóvenes o mujeres, tanto si se puede dar ayuda inmediata como si se puede buscar quien la preste», ha destacado Reinares, que ha recalcado que «se trata de que las personas no se encuentren solas, que sepan que hay alguien que les va a ayudar».

El director general de Servicios Sociales ha incidido en que el que Logroño si contara con este servicio de urgencias sociales -con sus propios medios- era «en cierta medida algo injusto» pero «ahora conseguimos que todos los ciudadanos tengan acceso a los mismos derechos».

González ha detallado que desde el día 1 de julio, cuando empezó el servicio, se han atendido ya 10 situaciones, la mitad de ellas intentos de suicidio, además de tres casos de violencia de género y el acompañamiento a un menor.

Hasta ahora, ha explicado, cuando una llamada a emergencias requería atención de este tipo, las fuerzas de seguridad y otros servicios la prestaban «pero no de forma óptima» algo que sí va a ocurrir ahora, ha concluido.

Subir