Gastronomía

Paniego, en ‘Masterchef Abuelos’: «La tradición es el fondo de nuestra cocina»

Francis Paniego, durante la emisión del programa 'Masterchef Abuelos 2'

Por segunda vez consecutiva, ‘MasterChef Abuelos’ ha traído a los platós la emoción, la ilusión y la tradición de las manos más veteranas. El programa de La 1 reunió este lunes a doce abuelos amantes de la cocina con ganas por demostrar que los fogones siempre han estado entre sus pasiones, aunque los devenires de la vida les hayan llevado por otros caminos.

Rosario, José, Eduardo, María Luisa, Mari Carmen, Daniel, Lola, Inés, Rocío, Filomeno, Almudena y Andrés fueron los concursantes que durante varias horas se convirtieron en auténticos chefs para luchar por el trofeo ‘MasterChef Abuelos’ y conseguir el premio de 12.000 euros en metálico. Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz acompañaron a los aspirantes en una cita que contó también con la visita de los Soles Repsol del universo gastronómico nacional.

Grandes chefs como el riojano Francis Paniego. El cocinero de El Portal del Echaurren regresó a las cocinas de MasterChef para degustar junto a sus compañeros de delantal Toño Pérez, Ricard Camarena, Martin Berasategui, Juanjo López, Pepa Muñoz, Ramón Freixa, Pepe Solla, Fina Puigdelval y Martina Puigvert las creaciones de los concursantes. Y para acompañar esos platos, un crianza de Rioja y un verdejo de Rueda para brindar.

Paniego, a la pregunta de Vallejo-Nágera sobre la importancia de la cocina tradicional en la carta de su restaurante, respondió que «lo es todo, porque la cocina tradicional es el fondo de nuestra cocina, es la base de todo. Escuchando a los concursantes hablar es como si estuviera oyendo a mi madre con ese desparpajo, esa gracia y ese punto tan maravilloso».

Como valoraciones, del plato de la cordobesa Lola el cocinero del Echaurren destacó su «buena ejecución, la salsa y el corte de la carne». Pero el concurso culminó con el triunfo de Almudena Gandarias, natural de Getxo que, tras unos crepes rellenos de langostinos y champiñón, cautivó a los jueves con una presa ibérica en costra de semilla, cigala y caldo de ave consumado, una réplica de un plato de alta cocina de Toño Pérez. El reconocimiento de todos los Estrella Michelin no se hizo esperar y Paniego lo calificó con un rotundo «impresionante».

Subir