La Rioja

Investigación abierta en Lardero: 19 viviendas, afectadas en la explosión

La Guardia Civil de La Rioja está llevando a cabo una investigación para esclarecer las causas que provocaron la explosión en un edificio ubicado en la calle El Cristo de Lardero. La deflagración afectó a 19 viviendas que fueron desalojadas, resultando seis personas heridas, dos de ellas de diversa consideración.

Durante estos días, agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y agentes del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en La Rioja han llevado a cabo diferentes actuaciones en el escenario del suceso en busca de pruebas, indicios o vestigios que permitan su esclarecimiento.

Hay abiertas diferentes líneas de investigación, por lo que se no se descarta «ninguna hipótesis». Sin embargo, desde un principio se baraja como causa del siniestro la acumulación de gases en una de las viviendas.

Dos días después

La mayoría de los vecinos del inmueble del municipio riojano de Lardero que sufrió una fuerte explosión el pasado lunes accedieron este miércoles a sus viviendas durante unos minutos para recoger enseres, ropa y algunas pertenencias.

Según han detallado a Efe en fuentes del Ayuntamiento de Lardero, se ha recibido un informe favorable de los bomberos para poder realizar este proceso, aunque todavía se trabaja en el documento sobre el estado de la estructura general del edificio en el que explotó un ático, por causas que aún se investigan, y que obligó a desalojar las 19 viviendas de la casa.

FOTO: Raquel Manzanares (EFE).

La autorización para poder acceder a los pisos no ha incluido a los tres áticos, por lo que esas familias siguen sin poder acceder a sus casas, que, prácticamente, quedaron destruidas por completo.

«Hay cristales por todos los lados», ha explicado Ana Isabel López tras entrar en su vivienda, que en esos pocos minutos ha visto que «en las habitaciones de mis hijos, donde estaban bajadas las persianas, hay menos destrozo». Ha reconocido que «no da tiempo a ver mucho, solo a recoger documentos y ropa, porque salimos con lo puesto»; además de las jaulas de las mascotas de sus hijos, que permanecían dentro de la casa y «están bien».

FOTO: Raquel Manzanares (EFE).

Más resignada estaba Inma Sáenz, una de las propietarias de un ático, que confía en que «al menos un bombero pueda acceder al piso para buscar documentos» porque «creo que a nosotros no nos dejarán». «Solo queda aguantar y esperar a que se den prisa en buscar soluciones porque la mayoría estamos en casas de familiares y amigos, apelotonados», y «sobre todo para quienes tienen niños hay que buscar una solución rápida» con el acceso a otra vivienda, «aunque es cierto que no hay tantas para alquilar», ha admitido.

Belén Valdivia es una de las vecinas que sí accederán hoy a su piso, «aunque no sé cuando, quizás ya sin luz»; y no tiene muchas expectativas de qué se encontrará dentro porque «me acuerdo de lo que pasó como si el mundo se hubiera acabado. Todavía tengo el susto en el cuerpo».

Subir