El Rioja

Hita: «Los viticultores han sabido ‘leer’ la viña para sacar una uva excelente»

Tras la celebración de la Comisión de Flujos Migratorios celebrada este lunes, donde se ha dado cuenta de los números de contrataciones, expedientes sancionadores y PCR realizadas a trabajadores temporales desplazados durante las vendimias, entre otros asuntos, la consejera de Agricultura, Eva Hita, ha ofrecido una breve valoración sobre lo que ha supuesto el desarrollo de esta campaña inusual.

«Ha supuesto una buena experiencia para poder habilitar las medidas sanitarias y protocolos adecuados que el sector en su conjunto ha sabido cumplir de forma satisfactoria y que ha permitido también quitar el miedo inicial que existía», ha considerado. Asimismo, Hita se ha referido a una tendencia de vendimia mecanizada más notable durante esta cosecha 2020 que ha provocado, en parte, un descenso del dieciocho por ciento en la mano de obra contratada respecto al año anterior (19.661 frente a los 24.000 de 2019). No obstante, la consejera ha incidido en que la comunidad abandera una viticultura de calidad que por su modelo tradicional no permite un sistema mecanizado, pero que cuenta con el mismo apoyo.

«En términos de calidad, ha sido una campaña muy buena, inédita, con unas condiciones excepcionales a pesar de haberse desarrollado en un contexto de pandemia». Así lo ha manifestado Hita, puntualizando que la de este 2020 «apunta a ser una cosecha de calidad excelente». A pesar de que la meteorología ha incidido con más virulencia en unas zonas que en otras, el mildiu, el oídio y el granizo han sido los retos que muchos viticultores han tenido que afrontar esta temporada.

«Pero en términos generales, la uva ha llegado a la vendimia con un equilibro satisfactorio y con un buen estado sanitario y vegetativo, gracias también a las condiciones climatológicas de septiembre. Los viticultores de La Rioja han mostrado, una vez más, su buen hacer para ‘saber leer’ la viña y lograr una uva excelente que predice en bodega una añada de calidad muy alta. Todo ello en una campaña en la que los viticultores han mostrado el mayor de los compromisos en la implementación de las medidas preventivas para compaginar seguridad sanitaria y actividad agrícola», ha señalado la consejera.

En cuanto a la revisión de oficio de las autorizaciones de nuevas plantaciones de 2016 que contaban con una superficie de 0,7 hectáreas o menos, la Consejería anunciaba el pasado jueves que la cifra total ascendía a 86 expedientes resueltos para el arranque de viñedo. «Iniciamos la revisión en esta legislatura y continuamos con ella porque entendemos que en virtud del principio de igualdad y equidad es lo correspondiente», ha apuntado Hita. Por el momento no se han dado a conocer la superficie tota afectada, pero los trámites siguen adelante.

Subir