Deportes

El Náxara y el Arnedo sueñan con la Copa Federación: «Me hace ilusión ganar mi primer título»

Foto: CD Corellano/ Orlando Martínez

El mes de octubre solo acaba de empezar y el primer ‘título’ del fútbol riojano se pone en juego. El Náxara y el Arnedo disputan la final regional de la Copa Federación en el Mundial 82 (domingo 17:00), a puerta cerrada. Los najerinos, más acostumbrados a este tipo de encuentros, llegaron a la final tras derrotar por 0-1 al Casalarreina. Por su parte, los zapateros quedaron exentos al no haber más rivales y debutan directamente en la final. 90 minutos para ganar un trofeo y el acceso a la fase nacional, que otorga cuatro plazas para la próxima Copa del Rey.

En Arnedo, a pesar del confinamiento perimetral, hay ilusión por el partido. Elías Tomé, su entrenador, lo explica: «No he ganado nunca un título, me hace especial ilusión, tanto a mí personalmente, como al club. Podemos tener un título que nos haga soñar con cotas más altas de Copa del Rey». Aunque la situación sanitaria es complicada en la ‘Ciudad del Calzado’, Tomé explica que los entrenamientos pudieron llevarse a cabo, a pesar de las dificultades: «Parece que la Federación ha hecho una especie de documento mediante el cual, a los jugadores de clubes federados se nos permitirá la entrada y salida de Arnedo».

Foto: CD Arnedo

Tomé cree importante que el conjunto de Sendero se ejercite antes de este decisivo duelo y trabaja con un ‘plan B’ por si las cosas se complican en territorio riojano: «Hemos hablado con alguna localidad de Navarra para que nos cediera sus instalaciones». En lo deportivo, lo tiene claro: «El favorito es el Náxara sin ningún tipo de dudas. Son súper competitivos y están muchísimo más habituados que el Arnedo a disputar este tipo de partidos donde hay mucho en juego. La experiencia cae a favor de ellos y en contra nuestra, es un equipo que juega bien con balón, desborda bien por banda, se conoce muy bien y tiene los automatismos muy claros».

Muestra mucho respeto al rival y se acuerda también de la masa social: «Percibo en el pueblo y a través de las redes sociales que la gente está deseando volver a Sendero. Y solo por ese respaldo que nos dan, no les podemos defraudar. Lo que digo siempre, podremos ganar, empatar o perder, pero nos vamos a dejar siempre la piel; porque la afición y el pueblo se lo merece». El navarro se ha ganado un lugar en el corazón de la hinchada y hasta tiene su propia canción en la grada.

Al fin y al cabo, él es uno de los artífices del cambio de rumbo del Arnedo. Los riojabajeños jugaron el playoff por primera vez en su historia, siendo cuartos en liga (60 puntos), ocho por encima del Náxara (52). Si la historia da como favoritos a los del Najerilla, el corto plazo trasladaría esa balanza hacia la entidad presidida por Ildefonso Ruiz. Un bloque que ha apostado por la continuidad, con la renovación como Borja Urdiroz, Arpón, Roberto Levas y Xabi Sola. En el apartado de fichajes, varias incorporaciones, como Nino de Leeuw, Iñaki Araque, Eiande Argandoña o Asier Uriz.

Del zapato al mueble

Rubén Sáenz ‘Chiri’ llegó al Náxara en las pasadas Navidades con el objetivo de mejorar su rendimiento y acercarlo al playoff de ascenso. Son habituales las gradas llenas y los tifos azules en el monte de La Salera; pero en esta ocasión, ni el coronavirus ni los méritos deportivos posibilitaron tal escena. Pese a ello, la entidad blanquiazul ha apostado por la renovación casi total de su plantel. Orodea, Javi Martínez, Quirino, Eloy, Tamayo, Nika, Peso, Carballo… son solo algunos nombres en la lista de continuidad. Es decir, el parón sanitario no ha cambiado ni la filosofía ni el vestuario. Pocos fichajes, como Álvaro Navajas y Noé Becerra.

Sáenz lamenta el poco tiempo de preparación para esta cita: «Teníamos la pretemporada para empezar poco a poco y esta competición nos ha venido de reventa. No contábamos con ella y hemos tenido que suspender partidos amistosos contra otros equipos y modificar un poco la pretemporada. Todo este año está siendo raro. Vamos con mucho cuidado y cautela, sabiendo que la competición atrae. Está claro que vamos a competir al 100 por cien, pero sabemos que nuestro pico de forma todavía no es el idóneo».

Foto: Náxara CD

Con respecto a las semifinales frente al Casalarreina, el técnico analiza brevemente la actuación de los suyos: «Fue un partido muy intenso, por sus dimensiones, El Soto te lleva a que el partido sea intenso por sus dimensiones. En la primera parte hubo buen ritmo por parte de los dos equipos y en la segunda se notó que llevábamos tiempo sin jugar». Y con respecto al rival, admite su incertidumbre tras tantos meses de parón: «Han tenido incorporaciones y el año pasado acabó creándose un grupo muy joven y compacto. Esperamos en la línea del año pasado, un equipo que compita muy bien y con las mismas deficiencias a nivel de preparación».

En el pueblo, la afición no falla y también vive el partido por todo lo alto: «En Nájera es fiel y tiene ilusión por subir a Nájera, en la calle no hacen más que preguntarme a ver si hay posibilidades. Hay que esperar a ver si evoluciona todo, pero si las medidas necesarias se dan no debería haber problemas».

Subir