Empresas

Imaginarium echa el cierre a su única tienda física en La Rioja

Cualquiera que haya pasado en los últimos años por la Gran Vía de Logroño con un niño de la mano habrá tenido que hacer un alto en su camino al pasar a la altura del número 43. La ilusión de los ‘enanos’ por pasar por la puerta de su tamaño y curiosear entre los juguetes del interior de la tienda han obligado a padres, tíos y abuelos a tirar de ingenio para encontrar alguna excusa, si es que llevaban algo de prisa.

En cambio, los riojanos ahora tendrán que desplazarse a otras comunidades si los niños se habían encaprichado con alguno de los productos de Imaginarium, pues la cadena ha optado por cerrar la única tienda que mantenía abierta en La Rioja hasta la fecha.

Así lo comunica un cartel dirigido a los clientes de la cadena y pegado en la puerta del establecimiento: «A partir de ahora os seguiremos atendiendo en nuestra tienda online, disculpen las molestias».

La tienda de Gran Vía, cerrada a cal y canto.

La crisis del COVID-19 ha agravado la situación empresarial de la cadena, que en los últimos días ha entregado cartas de despido a más de un centenar de sus trabajadores, afectados por un Expediente de Regulación de Empleo. El comité de empresa de la compañía ha denunciado, además, que a mitad de agosto finalizaron sin acuerdo las conversaciones con la dirección y que, pese a ello, los trabajadores afectados por el ERE no han recibido ni el finiquito ni las nóminas correspondientes al mes de agosto.

La delicada situación de la cadena -que posee más de un centenar de establecimientos en España, Portugal, México, Angola, Azerbaiyán, Grecia, Catar y Rumanía- lleva a pensar a los sindicatos que su próximo paso será la presentación de un concurso de acreedores.

Subir