La Rioja

PP y PSOE, enfrentados ante la profesionalización del Parlamento

Con la actividad parlamentaria bajo mínimos en pleno agosto, las dos principales fuerzas políticas de La Rioja se han enzarzado este miércoles en un rifirrafe a cuenta de la profesionalización de la Cámara regional. No es la primera vez que el Ejecutivo trata de abordar esta cuestión, traída a escena de nuevo por la elaboración de los Presupuestos de 2021, pero la nueva ‘enganchada’ ha venido determinada por los famosos tiempos políticos.

El secretario general del PP ha defendido que «en el contexto económico y social en el que nos encontramos, es un grave error y una grave irresponsabilidad abordar la profesionalización de la Cámara», así como también la ampliación de su sede.

A este respecto, Alberto Bretón acusa al presidente de la Cámara, el socialista Jesús María García, de «vivir a espaldas de la realidad y ser ajenos a la situación que se está viviendo en muchos hogares y empresas, porque están conformes a destinar más fondos económicos a ambas medidas».

Los populares, ha explicado su secretario general, plantean reducir en 2.239.000 euros el anteproyecto para «adecuar los gastos e inversiones de la Cámara a la crisis económica y social derivada del COVID-19». Frente al presupuesto presentado por el presidente del Parlamento, que asciende a 8.352.000 euros, los diputados populares plantean una bajada del 26,8 por ciento, principalmente de los capítulos de gastos de personal e inversiones.

En cuanto a la profesionalización de la Cámara, el PP aboga por reducir en un millón y medio de euros la partida contemplada en el anteproyecto, además de otros 579.000 euros en el montante destinado a adquirir y reformar la nueva sede parlamentaria. «Ambas cuantías podrían ahorrarse a los riojanos y destinarse a otras finalidades sociales mucho más importantes», indica Bretón, quien considera que «no es el momento» de ampliar la retribución de los diputados, ya que «hay más de 19.000 riojanos en desempleo y cerca de 5.700 riojanos inmersos en un ERTE».

«Pretender acometer la profesionalización, sin la cual llevamos años, cuando el escenario es de una mayor dificultad, es un grave error», concluye el secretario general del PP.

«Alergia a la calidad democrática»

Desde la bancada socialista creen que las declaraciones de Bretón están «llenas de mentiras y del populismo más barato y simplón, ejemplo de la obtusa trayectoria que llevan ejerciendo desde que están en la oposición y que escasos frutos está aportando a la sociedad riojana».

El PSOE acusa al PP de «mentir cuando estaba en el Gobierno y hace el ridículo cuando está en la oposición», además de recordar que la profesionalización de los diputados «ya fue acordada en 2018». «En ningún caso supondrá 2 millones de euros de aumento en el gasto, puesto que en la actualidad ya se costea la nómina de varios diputados merced a un acuerdo económico que el PP votó a favor», indican los socialistas, que cifran en 927.000 euros el coste de la profesionalización «a la que el propio Parlamento renunció este año donando un millón de euros para la lucha contra el COVID-19». Asimismo, la formación de Martínez Zaporta ironiza al indicar que «el PSOE da por hecho que ninguno de los diputados del PP optará por la profesionalización cuando la misma sea posible», además de acusarles de tener «alergia a la calidad democrática».

Respecto a la ampliación de la sede parlamentaria, los socialistas se muestran sorprendidos de que la oposición del PP, «cuando su propio grupo ha reiterado en distintas juntas de portavoces la necesidad de hacer obras en sus propias dependencias. No quieren que el Parlamento mejore sus servicios, porque ellos egoistamente solo quieren mejorar las condiciones de vida de su propio Grupo Parlamento Popular».

Desde el PSOE concluyen que «el PP siempre está a la contra: se vio frustrado al intentar bajar a 25 el número de diputados -menos que concejales tiene el Ayuntamiento de Logroño, por ejemplo-, se vio arrastrado a eliminar los aforamientos, votó en contra de los asesores de los grupos parlamentarios pero luego fueron los primeros en contratarlo y ahora dicen estar contra la profesionalización de la Cámara, pero paradójicamente quieren seguir beneficiándose del acuerdo económico de los grupos».

Subir