Sucesos

Revuelo okupa en Lardero: basura, ruido e impotencia vecinal

«Robos, basura lanzada desde las ventanas, insultos a los vecinos…». Es el panorama que soportan desde hace un año los vecinos del entorno de la calle El Coso de Lardero. Problemas que tienen como origen el incivismo de los inquilinos de una vivienda okupa, que provocan tanto revuelo vecinal como impotencia administrativa en la localidad.

Una de las afectadas por estos inquilinos se ha puesto en contacto con NueveCuatroUno para denunciar su situación límite: «Es vergonzoso que todas las noches no se pueda descansar debido al ruido, ‘chillos’ y gente entrando y saliendo incluso a las tres y cuatro de la mañana».

Desde el Ayuntamiento no son ajenos a estos conflictos. El alcalde, Manuel Vallejo, asegura que no pueden actuar más que como «espectadores», ya que la Ley no da potestad para desocupar la vivienda. Además, el miedo a posibles represalias hace que las quejas no acaben llegando a los juzgados.

A este respecto, la concejala responsable de la Policía Local ‘cigüeña’, Marta Elguea, asegura que aunque saben de la existencia de estos vecinos, no se ha interpuesto una denuncia actualmente contra ellos por esas causas. «Hace un año esa casa llegó a estar ocupada en su totalidad; es un bloque de tres alturas con un total de seis viviendas y desde el Ayuntamiento realizamos los trámites administrativos que se podían hacer, que no son todos, además de ofrecer asistencia policial porque en ese momento había muchas familias y dieron problemas en lo que respecta a ruidos o suciedad», explica.

Ayuntamiento de Lardero | Fotos: Ciudadanos La Rioja

Según asegura Elguea, dos de los tres pisos del bloque -propiedad de una entidad bancaria- se desalojaron hace tiempo, pero uno de ellos permanece ocupado. «Sabemos que recientemente ha nacido una criatura en la vivienda okupa, pero administrativamente no podemos hacer gran cosa desde el Ayuntamiento; no nos lo permite la Ley», apunta. La edil explica que «actualmente no se puede sacar a nadie de una casa a nivel municipal» y detalla que el pasado miércoles el pleno municipal abordó una posible modificación de las Leyes contra ocupación, «pero PSOE, IU y Podemos votaron en contra».

Pese a todo, Elguea señala que los ocupantes de la polémica vivienda «deben cumplir como cualquier otro vecino con el civismo». «No queremos molestias de nadie; sean okupas o no», concluye.

Subir