Deportes

CD Castellón: un histórico revitalizado por Ángel Dealbert y Óscar Cano

Fuente: El Periódico Mediterráneo

El bombo deparó un Castellón – UD Logroñés para la fase de ascenso a Segunda División (sábado 18 de julio, La Rosaleda). 90 minutos y un sueño: el ascenso a Segunda División. Los riojanos han disputado cuatro promociones de este tipo en la última década, mientras que para los ‘orelluts’ es la primera vez en el mismo lapso de tiempo. Pese a la coexistencia con el Villarreal, el bloque mantiene una excelente salud social. ¿Cuáles son sus secretos de este histórico? El periodista Xavi Sidro, de ‘Radio Castellón’, los desveló en ‘Ser Deportivos’.

«Estamos hablando de la afición más numerosa de todo el fútbol de Segunda B, solo comparable con el Recreativo de Huelva», explica Sidro. Su evolución en los últimos años ha sido una locura: «Un equipo que estuvo al borde de la liquidación, bajó por impagos a Tercera cuando se vendió a Leo Ulloa por 500.000 euros (acabó ganando la Premier con el Leicester). Lo dejaron caer y hundirse». A pesar de esas épocas de tormento, 5.000 aficionados seguían fieles al equipo en Tercera. A pesar de la categoría, Castalia comenzó a convertirse en una fiesta domingo tras domingo.

Posteriormente, el equipo ascendió a Segunda B y entró Ángel De Albert (ex jugador del Valencia) a la presidencia del club, dando un acertado giro de timón: «Ilusionó muchísimo a la gente. No estaba marcado en rojo ascender, sino consolidarse, no sufrir y seguir creciendo. Lo que se ha hecho es brutal». No hay presión en el cuadro castellonense, que hace un año salvó la categoría ‘in extremis’. Entonces llegó Óscar Cano al banquillo: «Él tiene la clave de cómo se puede transformar un equipo de la noche a la mañana. El setenta por ciento de la plantilla es la misma que el año pasado».

Las cifras de abonados se dispararon por encima de los 14.000 y el equipo comenzó a ganar asiduamente. Con jugadores como el ex blanquirrojo Carles Salvador o los atacantes César Díaz (10), Juanto (7) y Rubén Díez (6), se trata de un equipo con componente ofensivo. 50 puntos convirtieron a los pupilos de Cano en campeones del Grupo III, por detrás del Barcelona B (49), el Sabadell (49), el Cornellá (49), el Lleida Sportiu (46) y el Villarreal B (46). Seis conjuntos en solamente cuatro puntos. Competitividad extrema

La competencia del ‘Submarino amarillo’

A solo cinco minutos de Castellón se encuentra el proyecto del Villarreal, un equipo de élite en Primera División y con presencia habitual en la Europa League. Aunque parezca mentira, solamente cuenta con 3.000 socios más que el rival de la UD Logroñés: «A nivel económico y deportivo no se puede competir, pero sí en cuanto a afición y amor por unos colores. El futuro dirá, pero la ilusión es máxima por alcanzar algún día al Villarreal».

Con 51 temporadas en el fútbol profesional (once en Primera y 40 en Segunda), el conjunto castellonense quiere abandonar la Segunda B por la puerta grande. Ahí estará la UD Logroñés para intentar impedirlo y obligar al bloque de la Comunidad Valencia a acudir a la repesca. 90 minutos que cambiarán drásticamente la historia futbolística de dos ciudades.

Subir