Gastronomía

Un postre de Pol Contreras (Echaurren) decidirá la semifinal de ‘Masterchef’

El más difícil todavía. Llega la semifinal de ‘MasterChef 8’. Tras la sensible marcha de Juana, los concursantes del programa de RTVE deben rehacerse de la pérdida de su «abuela» para colarse en la final.

El primer reto de este lunes será reproducir un plato con tres estrellas Michelin diseñado por Jordi Cruz, en 90 minutos. Lo probará el Olimpo de la crítica gastronómica: el jurado de ‘MasterChef’ y cuatro de los críticos gastronómicos más importantes de España. La actriz Paz Vega, subcampeona de la tercera edición de ‘MasterChef Celebrity’, les ayudará a liberar tensiones. El mejor de esta prueba se clasificará para el programa final.

La prueba de exteriores se realiza en el Soto de Mozanaque, en Madrid. El chef Eneko Atxa, de cinco estrellas Michelin, diseñará un menú de cuatro platos con el aroma como el gran protagonista. Tartar de remolacha y sopa de centollo con mantequilla de carcasas serán algunos de los platos que los aspirantes servirán a 36 cocineros solidarios, que se han volcado en ayudar a la sociedad durante el estado de alarma. En esta ocasión, la valoración será individual para ir a la prueba con aroma riojano.

Para la eliminación final, el jurado preparará una prueba que podría dejar un gusto amargo en estas cocinas. El repostero Pol Contreras, responsable del taller de creatividad del Hotel Echaurren Relais & Château, en Ezcaray (La Rioja), les retará con un maravilloso postre: lingote lunar de chocolate y guindas, con helado nitro de chocolate “à la minute”.

Las croquetas del Echaurren

No será la primera vez que el restaurante de Francis Paniego (dos estrellas Michelín) protagonice Masterchef. En 2019, los aspirantes a lograr el delantal más deseado tuvieron que batirse entre fogones para hacer las famosas croquetas de Marisa.

Subir