La Rioja

Vara de Rey contará con carril bus y un trazado «sinuoso con suave curva»

El Ayuntamiento de Logroño comenzará a realizar cambios en la calle Vara de Rey la próxima semana. El concejal de Desarrollo Urbano, Jaime Caballero, ha anunciado que la intervención es inminente. El consistorio colocará vallas y bolardos para empezar los trabajos en los próximos días.

El cambio más significativo será la creación de un carril bus en el tramo entre Huesca y la Gran Vía. Un eje norte-sur en la capital riojana por donde unos 20.000 vehículos circulaban cada día antes de la pandemia, junto a varias líneas de autobús.

«Es una de las calles más ruidosas», ha indicado el concejal, detallando que la superficie de la misma está repartida de forma ventajosa para los coches. «Las aceras tienen una anchura inferior a tres metros en la mayor parte de la calle y tienen unos carriles de circulación amplios que favorecen la velocidad», ha añadido.

Caballero también ha destacado el problema de la doble fila que había en esta arteria logroñesa y la gran distancia que tiene entre sus pasos de cebra. «Realizaremos una actuación rápida con soluciones provisionales para ampliar el espacio para los peatones», ha explicado. Serán las siguientes:

– Ganar la banda de aparcamiento que existe actualmente para llegar a cinco metros de anchura en las aceras. La actuación logrará aumentar 1.600 metros cuadrados la superficie.
– Carril de circulación exclusivo para los autobuses. Podrá ser utilizado por bicicletas y patinetes eléctricos.
– Reducir la velocidad de circulación mediante el estrechamiento de los carriles de circulación motorizada y creación de un trazado sinuoso con suave curvatura para obligar a los conductores a aumentar la atención y reducir la velocidad.
– Los contenedores y espacios de carga y descarga se dispondrán en una banda adicional que se alternará a un lado y otro de la calle.
– Se tendrá en cuenta la accesibilidad de las paradas de autobús, que mantienen su disposición actual y se procurará la creación de rampas provisionales.

En total, ha indicado Caballero, la actuación supone la eliminación de 37 plazas de aparcamiento libre (no eran de zona azul ni zona verde). «Una cantidad muy escasa y que no favorecía la rotación para el comercio, generando tráfico innecesario buscando la remota posibilidad de aparcar». Por tanto, se mantienen seis plazas de aparcamiento para vehículos de persona con movilidad reducida y se ampliarán las zonas de carga y descarga actuales.

Subir