La Rioja

Logroño habla: el significado del 8-M para las mujeres de la capital

Estudiantes, trabajadoras, jubiladas, españolas, extranjeras. En definitiva, mujeres

Estudiantes, trabajadoras, jubiladas, españolas, extranjeras, rubias, morenas, pelirrojas, gordas, flacas, fuertes, independientes, sometidas, soñadoras, emprendedoras, luchadoras, maduras, asesinadas, humildes, rurales, discapacitadas, deportistas, maltratadas, incansables, luchadoras… en definitiva, mujeres.

Ellas protagonizan la jornada del domingo. Para ellas, el 8 de marzo es un día en el que salir a la calle, luchar por la igualdad, denunciar las injusticias y reconocer el trabajo de otras compañeras que abrieron el camino hace años se hace indispensable. Aunque para otras, tanta reivindicación es excesiva.

Las mujeres de La Rioja opinan: ‘¿Qué significa para ti el 8M?’

– Herminia, 51 años, profesora de yoga

«Esta es una fecha en la que se pueden poner de manifiesto muchas de las necesidades que todavía quedan en torno a los derechos de la igualdad de la mujer, pero también es una fecha para celebrar todo lo que se ha hecho y toda la unión, la fuerza, las capacidades y todo nuestro potencial, que es muchísimo».

– María Ángeles y Chelo, 58 y 59 años, celadoras

«Es cierto que es una muy buena forma de reivindicar nuestros derechos, pero todavía tenemos que conseguir muchísimas cosas más, porque estamos en una época en la que hemos perdido bastante de lo que se había ganado. Está claro que hay que seguir luchando para equipararnos y conseguir estar cada día un poco mejor», señala María Ángeles.

«La reivindicación que se hace este día me parece estupenda. Se han conseguido muchas cosas para equipararnos con los hombre, pero todavía queda muchísimo por hacer. Es fundamental que cada año se siga celebrando este Día de la Mujer», explica Chelo.

– Noelia y María 23 y 20 años, estudiantes de Diseño

«Este día me toca de pleno porque me estoy encargando de la creación del cartel de este año. Es un día esencial para visualizar el problema, porque vivimos en una sociedad machista y la gente necesita saber que estamos aquí. Todavía falta cambiar muchas aspectos del día a día. Crecemos con actitudes que hemos visto en casa y hasta que no tenemos una edad no nos damos cuenta de que eso no es lo correcto», afirma Noelia.

«La primera vez que fui a la manifestación fue el año pasado y puedo decir que nunca había sentido lo que sentí. Estábamos todas las amigas juntas luchando por algo importante. Me sentí muy en grupo y muy unidas. Tanto la manifestación como todos los actos que se celebran durante la semana son muy necesarios porque, sin ir más lejos, el pasado año yendo a la manifestación todavía nos encontramos con gente que decían: ‘Estáis locas. Esto debería estar prohibido’», cuenta María.

– Mari Luz, 63 años, jubilada

«Es un día para reivindicar, está claro, pero no podemos pasarnos, porque en los últimos tiempos se están oyendo y viendo varias cosas que sobrepasan las demandas».

– Pilar, 71 años, «jubiladísima»

«Yo creo que no tiene que haber Día de la Mujer porque no hay Día del Hombre. No adelantamos nada haciendo estas cosas, así no vamos a avanzar. Yo respeto que cada uno piense y haga lo que quiera, pero no he sido partidaria de revuelos. Cuando tenía que hacer algo lo hacía y punto. Ojalá no hiciera falta celebrar estos días, porque eso significaría que la cosa está bien».

– Victoria, 49 años, ayudante de cocina

«Estoy a favor de todo los que sea motivar a la mujer para mirar y caminar hacia adelante, pero creo que hoy en día ya no hacen falta estas reivindicaciones, porque ya estamos en igualdad de condiciones, es más, a veces nos aprovechamos de nuestro poder como mujeres. Quedan cosas por hacer, pero hombres y mujeres estamos más o menos ‘a pré’. No está mal reivindicar, pero tampoco extralimitarse, porque muchas veces abusamos de nuestra condición de mujeres y nos escudamos en que somos el sexo débil y hoy en día ya no es así. Yo trabajo igual que un hombre».

– Silvia, 19 años, estudiante de Diseño de Moda

«Es una fecha importante y está bien que tengamos un día para reivindicar nuestros derechos reuniéndonos todas. Ahora mismo faltan leyes que ayuden a mujeres que sufren violencia de género. Necesitan más protección, un lugar al que ir cuando escapan de la situación. Todavía no hay igualdad, pero más que por las leyes es por la mentalidad de la gente, ese es el problema. Pero la única forma de mejorar es mediante la educación. Además, cada persona tiene que cambiar su mentalidad. No tener una predisposición previa no sirve de nada».

– Khadija, 32 años, estudiante de Integración Social

«El ocho de marzo es muy importante para todas las mujeres y en especial para las inmigrantes como yo, porque sentimos que tenemos derechos a los que todavía no podemos acceder por ignorancia o por falta de formación en nuestros países. Aquí en España, comparado con Marruecos, por ejemplo, sí que hay igualdad, aunque todavía falta una chispa. Estas reivindicaciones son un buen ejemplo para las mujeres de mi país que están luchando por sus derechos y por la igualdad».

Subir