Gastronomía

El nuevo restaurante de los cocineros de Ikaro abre al público este viernes

Los incas creían que sentarse en la tierra y comer en una mesa de pampa les conectaba con Pachamama, la diosa Madre Tierra. Una deidad mitológica a quien debían cuidar y rendirle tributo para gozar de su protección y ayuda.
Hoy, esa tradición sigue muy presente en Ecuador. Hombres, mujeres y niños se sientan alrededor de la comida, comparten lo que cada uno aporte y charlan de manera distendida mientras reciben la energía del suelo. Este rito se conoce como la pampamesa. Una práctica que ha llegado, para quedarse, a La Rioja.

‘Pampamesa’, que podemos traducir como ‘mesa en la tierra’, es el nombre elegido por los cocineros Iñaki Murua y Carolina Sánchez para su nueva aventura gastronómica. Un restaurante inspirado en esa costumbre ancestral que consiste en compartir, no solo un plato de comida sino también buenos momentos en torno a una mesa.

Situado en pleno casco antiguo de la ciudad de Logroño, dentro del recién reformado Orenes Gran Casino, Pampamesa abrirá al público a partir de este viernes. Este renovado espacio ofrecerá una cocina actual, divertida y desenfadada, con marcado carácter internacional.

Arranca así la siguiente apuesta de dos jóvenes emprendedores, Iñaki y Carolina, que hace poco más de tres años decidieron arriesgarse y sentar las bases de su cocina en Logroño. En la capital de La Rioja regentan Ikaro, el restaurante con el que se han hecho un hueco más que merecido en la escena gastronómica nacional e internacional. Ikaro es reflejo de sus orígenes (País Vasco y Ecuador), mezcla de tradición y modernidad lo que se traduce en una cocina «personal» con la que en 2018 han obtenido su primera estrella Michelin.

Experiencia y vivencias culinarias que han volcado en la elaboración de la exótica carta de Pampamesa.
Buena parte de sus ingredientes nos transportan a los países más lejanos del planeta. Al tradicional Japón, la moderna Corea, la caótica Tailandia o el más dulce y multicultural Ecuador. Sin olvidarnos de los productos más españoles que también están muy presentes.

Con un precio medio de 40 euros, algunos de esos platos, aderezados con sabores internacionales, son: empanadas de plátano macho ecuatorianas, mejillones thai en leche de coco, alitas de pato a la brasa, bao de anguila ahumada y saam de panceta coreana entre otras. Y estos son solo los entrantes ‘con la mano’. El resto de la carta se complementa con platos de cuchara, carnes, pescados y deliciosos postres.

Los interesados en reservar mesa en este nuevo establecimiento deben formular su solicitud en el correo electrónico [email protected]

Comentarios
Subir