La Rioja

Elegidos los 82 vecinos a los que Logroño ‘se lleva al huerto’

El Ayuntamiento de Logroño ha adjudicado este jueves mediante sorteo, entre las 410 personas solicitantes, los 82 huertos urbanos de ocio de la fase II del Camino de Santiago, ubicados en la parte trasera del cementerio de Logroño próximo al crematorio municipal.

Además, se ha generado una lista de espera ante posibles bajas o renuncias. En el sorteo se ha asignado un número por orden alfabético a cada una de las 410 personas que optaban a estos huertos promovidos por el Ayuntamiento de Logroño.

Una de las solicitantes ha extraído los números beneficiados. Una vez conocidos los adjudicatarios de cada uno de los huertos, el número 155, correspondiente a Gonzalo Martínez, ha marcado el inicio de la lista de espera, que también se realiza por orden alfabético.

Todas las personas adjudicatarias (consulta aquí la lista) recibirán de la Unidad de Medio Ambiente del Ayuntamiento una carta certificada notificándole la autorización y condiciones para el uso de la parcela durante un período de tiempo de tres años y también serán convocadas a una próxima reunión para informarles de las normas y funcionamiento de los huertos.

Asimismo, deberán crear la Asociación de usuarios de las Huertas del entorno del Camino de Santiago y se gestionarán de forma autónoma a través de la figura del Consejo de la Huerta. Se estima que podrán empezar a trabajar en las parcelas en primavera. La concesión se prolongará hasta diciembre de 2023.

En estos huertos se promueve el cultivo de agricultura ecológica, respetuosa con el medio ambiente y el cultivo de productos hortícolas y ornamentales habituales en las huertas domésticas de la zona. Los cultivos solo pueden ser para autoconsumo de los usuarios, nunca para la venta.

Cada una de las parcelas tiene cincuenta metros cuadrados. Están delimitadas por hitos y disponen de acometida individual de riego, que se nutre de agua proveniente de un pozo existente en la finca. Además, el terreno dispone de fuentes de agua potable, una zona estancial y una zona de vertido para compostaje.

Esta iniciativa dota a la ciudad de un espacio más en el que se promueve la convivencia social en torno al cultivo individual de pequeñas parcelas, a la vez que se obtiene una pequeña producción de hortalizas y plantas ornamentales, utilizando técnicas respetuosas con el medio ambiente.

Comentarios
Subir