La Rioja

Lo que hay que ver: ‘Al mal tiempo… cucurucho de castañas’

Uno de los olores y sabores más característicos del invierno en la ciudad es el de las castañas asadas. Muchos esperan que lleguen estos meses para ponerse al calor del fuego y saborear estos frutos secos, servidos en el tradicional cucurucho de papel y comprados en los pequeños puestos situados en las calles.

Digestivas, con bajo contenido en grasa y ricas en fibra, vitaminas antioxidantes y minerales, el producto típico de esta época del año hace las delicias de mayores y pequeños. No hay excusa, las castañas asadas han sido, son y serán, el manjar del frío.

Comentarios
Subir