La Rioja

La tecnología en menores, «una responsabilidad parental»

El uso de la tecnología en menores

Con la revolución tecnológica a flor de piel, ¿deben los centros educativos evolucionar consigo o mantener el aprendizaje tradicional de los libros de texto? ¿Tal vez mejor una combinación de ambos? El profesor y director de la escuela de pensamiento lógico, programación y robótica TICandBOT, Jesús Esteban, incide en la importancia de enseñar a los alumnos cómo funcionan y se crean los programas informáticos y aplicaciones como pieza clave para hacer un uso responsable de ellos, pero sin dejar de lado los libros.

Por su parte, el analista de la empresa Sistemas, Óscar Gil, defiende que la tecnología en las aulas se debe afrontar como un «avance», porque viene «apuntando muy fuerte y más en los entornos educativos». En una de las charlas que ofreció a alumnos de diversos institutos logroñeses habló de cómo paliar los inconvenientes en las aulas de informáticas tradicionales con soluciones informáticas se pueden implantar con tecnologías de virtualización.

«Internet es una fuente de información y recursos impresionante que ayuda mucho en la educación y el aprendizaje online, pero de ahí a sustituir los libros físicos por las tabletas digitales no lo veo, y menos en edades tempranas», manifiesta el profesor. En este sentido, Esteban recomienda que las tabletas como recurso para buscar información, sí, pero para estudiar, no, puesto que «leer un libro es fundamental para el aprendizaje significativo, mientras que los dispositivos digitales favorecen la distracción en mayor medida».

Para analizar los posibles abusos o diagnosticar adicciones a las tecnologías que puedan tener los menores, Esteban ha diseñado un proyecto piloto a través del cual, con ayuda de un psicólogo, pretende estudiar estos comportamientos en sus alumnos para paliar la situación. Entre sus objetivos están el hacer comprender a sus más de 800 estudiantes, cuyas edades están comprendidas entre los 4 y 16 años, que «no deben dar por bueno lo primero que vean en Internet, sino que es imprescindible contrastar la información con diferentes fuentes».

Una cuestión reseñable, además, es la edad a partir de la cuál los niños pueden hacer un uso de las aplicaciones digitales. Para este profesor informático «no hay una determinada edad sino que depende del proceso de aprendizaje que haya llevado el menor por parte de sus padres, porque es importante empezar desde pequeños con el control parental para que se acostumbren».

Esteban incide en la necesidad de que los menores estén «acompañados al cien por cien» mientras navegan por Internet, porque el 95 por ciento de las aplicaciones no tienen por qué ser malas, pero hay que comprobar si son perjudiciales, una tarea que les corresponde a los padres. Un camino que deben recorrer junto a sus hijos».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir