La Rioja

Elisa Garrido: «Se nota que Calahorra tenía ganas de ponerse a trabajar»

Calahorra va a dar el pistoletazo de salida a sus fiestas patronales en honor a San Emeterio y Celedonio este domingo. Fiestas que durarán hasta el 31 de agosto y en las que se podrá disfrutar de un sin fin de actos para toda la familia. Desde el Ayuntamiento ya están preparados para atarse el pañuelo al cuello, lanzar el cohete y vivir seis días de fiestas desde la mañana hasta la madrugada. Su alcaldesa, Elisa Garrido, afronta estas fechas con mucha expectación.

– Estas van a ser las primeras fiestas que viva como alcaldesa de Calahorra. ¿Qué espera de ellas?

– Que sean una fiestas muy participativas, que haga buen tiempo y que todos y todas las podamos disfrutar desde el respeto. Si hace calor, la gente está en la calle y no hay incidentes, las fiestas serán muy buenas.

– ¿Ha llevado a cabo el nuevo equipo de Gobierno alguna nueva propuesta para las fiestas?

– La verdad es que no ha habido mucho tiempo. Las fiestas ya estaban encauzadas, pero sí que hemos querido trabajar más de cerca con la concejalía de Igualdad para tratar con los jóvenes, intentando prevenir las agresiones sexuales desarrollando una campaña de formación e información más amplia con respecto a este tema.

– ¿Qué medidas o precauciones se van a tomar desde el consistorio para evitar incidentes relacionados con este asunto?

– Durante estos días previos a las fiestas estamos visitando los cuartos de las cuadrillas, sobre todo de los más jóvenes, llevándoles material informativo en forma de folletos con los que pretendemos concienciarles sobre los comportamientos que pueden resultar abusivos para las mujeres. Además, queremos darles pautas de conducta para prevenirlos y evitarlos. También que sepan cómo actuar en caso de que se produzca algún incidente de este tipo en su entorno.

Por otra parte, para el día del chupinazo, hemos seleccionado cuidadosamente la música para que no se escuchen canciones que lancen mensajes denigrantes contra las mujeres. Hemos colaborado con varios grupos de jóvenes que se han tomado la molestia de revisar las canciones que ellos escuchan analizando la letra y siendo conscientes de la importancia que tienen los mensajes que se transmiten. Tampoco podemos olvidarnos de la constante presencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

– ¿Se espera mucha gente estos días de fiesta?

– Hay días concretos en los que la población se multiplica de una manera importante. Suelen ser los días de fiestas que coinciden con los fines de semana y, precisamente este año, el chupinazo cae en domingo, así que suponemos que va a ser un día muy concurrido. A los habitantes habituales de Calahorra se van a sumar muchos jóvenes del entorno, de las localidades limítrofes y de muchas otros lugares de La Rioja Baja y la ribera navarra.

– En los últimos meses hemos visto que se han ejecutado varias obras en la ciudad. ¿Cómo van a afectar estas reformas a las fiestas?

– Está todo previsto y las obras estarán terminadas para esos días. El paseo del Mercadal coincide que para el chupinazo se corta porque es una vía principal de acceso a la glorieta del Ayuntamiento, donde se congrega todo el mundo para el chupinazo y el desfile de carrozas. Tras las obras de emergencia que se han tenido que hacer sustituyendo una tubería de setenta metros, el lunes estará abierta al trafico sin ninguna dificultad y previamente permanecerá accesible para los vecinos.

– ¿Y la Plaza de Toros?

– Hemos querido implementar una reforma para adecuarla y dejarla estructuralmente en buenas condiciones. Es el edificio de hormigón armado más antiguo de la ciudad, data de 1920, y durante este verano se ha realizado un trabajo muy importante. Ahora quedan una serie de actuaciones concretas pendientes de realizar que se elaborarán después de fiestas pero no van a interferir en el desarrollo normal de los festejos.

– Después de las fiestas, ¿empieza «lo duro»?

– El 1 de septiembre nos ponemos manos a la obra con el presupuesto municipal para el 2020. A eso es a lo que vamos a dar prioridad a primeros de mes, además de avanzar el nuevo Plan General Municipal. Probablemente a primeros de septiembre tengamos un pleno extraordinario para ya poder agilizar este trámite que lleva muchos años realizándose y que nos interesa que salga adelante lo mas rápido posible. Estas son nuestra prioridades.

– ¿En qué va a notar Calahorra el cambio de Gobierno?

– Ya se está notando bastante porque en apenas dos meses que llevamos de gobierno hemos hecho un esfuerzo muy importante por sacar cometidos adelante, por agilizar asuntos y por trabajar activamente por mejorar nuestra ciudad. Durante los últimos años de gobierno del Partido Popular parecía que la prioridad eran los fastos, las fiestas y los espectáculos, dejando muy de lado la parte de mantenimiento diario de la ciudad, así que en nuestros primeros días de gobierno hemos hecho mucho hincapié en esto.

– ¿Cuáles son los proyectos más próximos?

– Por ejemplo, estas fiestas se va a asfaltar el camino de la Algarrada, una carretera al lado del casco urbano que une los polígonos industriales y es una vía de acceso muy utilizada y que tiene literalmente cientos de baches de gran profundidad. Durante estos días vamos a parchearlo porque es una de las demandas más acuciante y llevaba ya dos o tres años sin hacerse.

Además, hemos iniciado el expediente para hacer una obra en la calle Eras que nos parece prioritaria, siendo una inversión financieramente sostenible que va a rondar los 900.000 euros. Esta obra la iniciaremos probablemente a primeros de año. En resumen, yo creo que se ha visto y se ha notado un cambio en el impulso del trabajo y la tensión a la hora de sacar adelante asuntos importantes para la ciudad y, sobre todo, de calado mas allá de lo que puedan ser fastos, fiestas y eventos.

– Por último, ¿cuáles son las sensaciones de Elisa Garrido después de estos últimos meses?

– Desde mi perspectiva, muy positivas. El nuevo equipo de Gobierno ha entrado con muchas ganas y fuerza. Hemos recibido un gran apoyo de los funcionarios municipales, que me ha sorprendido gratamente, ya que enseguida se han puesto a la orden para sacar adelante todos los asuntos con tesón y con una colaboración inigualable. Se nota que el ayuntamiento de Calahorra tenía ganas de ponerse las pilas y ponerse a trabajar. Yo me siento satisfecha y espero que este ritmo que hemos cogido este verano, lo sigamos manteniendo teniendo el pulso firme durante toda la legislatura.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir