La Rioja

La mitad de los pueblos riojanos, sin ‘cash’: no tienen oficina bancaria o cajero

Una actividad tan sencilla y necesaria como sacar dinero puede resultar misión imposible en muchos municipios de la llamada ‘España Vacía’. Según estimaciones del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, dado el actual ritmo de cierre de sucursales bancarias, «en 2025 aproximadamente el 5 % de la población española tendrá muchas dificultades para acceder al dinero en efectivo y cerca de tres millones de personas estarán en grave riesgo de exclusión financiera».

Asimismo, el Instituto explica que «en los últimos diez años, el número de oficinas bancarias en España ha caído casi un 44 %», lo que ha supuesto la desaparición de aproximadamente 20.000 sucursales en nuestro país.

La Rioja, una comunidad autónoma en el que los entornos rurales forman gran parte de su esencia, es claro ejemplo de estas dificultades. De los 174 pueblos de nuestra región, 85 no cuentan ni con un cajero automático ni con una oficina bancaria, según los listados que ofrecen en sus páginas web las principales entidades financieras presentes en la región.

Esto supone que alrededor de 11.000 habitantes de estas zonas tienen dificultades para obtener dinero de forma inmediata desde su cuenta bancaria.

Según Alfonso Calvo, responsable de Sistemática Comercial, Procesos y Medios de la Dirección Territorial de Ibercaja, las decisiones sobre en qué localidad abrir o cerrar una oficina bancaria o cajero automático «obedecen a criterios de rentabilidad y a la base de clientes de dicha localidad».

«En los últimos años más que abrir, hemos cerrado. A la hora de abrir una oficina tanto en ámbito urbano como en el rural hay que ser conscientes de que ha habido cambios en los hábitos de consumo, una digitalización en los servicios bancarios que hace que los clientes no vengan tanto a las oficinas», explica Calvo.

«Por supuesto, ha habido en los últimos años una reestructuración del sector financiero que ha provocado que de 40.000 oficinas en toda España, en siete años hayamos pasado a 26.000. Aún así, en Ibercaja, gracias a nuestra antigüedad, y a pesar de que cada vez tenemos menos clientes en el ámbito rural, seguimos manteniendo muchísimas oficinas. En La Rioja tenemos 97, y 83 de estasestán en el ámbito rural. No en todas estas oficinas tenemos cajero automático, pero hay que tener en cuenta que las personas que más suelen ir a la oficina son personas mayores que no van a utilizar cajeros, así que manteniendo la oficina damos una cobertura mayor», detalla.

Respecto a las dificultades que pueda tener un habitante de una pequeña localidad sin cajero ni oficina, Calvo afirma que, desde la entidad que representa, valoran todas las quejas: «Todos queremos, y yo el primero cuando me desplazo por vacaciones o por trabajo, tener la hostelería abierta, la panadería abierta y un centro donde comprar lo que necesito, pero no siempre es posible porque en estas poblaciones no hay los habitantes suficientes como para tener esos servicios activos».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir