La Rioja

Los dardos de Raquel Romero mientras negocia: «Hay que saber ganar»

El PSOE y Podemos permanecen encerrados desde las siete de la tarde de este miércoles con un único objetivo: cerrar un acuerdo para investir a Concha Andreu como presidenta de La Rioja. En torno a la mesa están sentadas con sus equipos la propia Andreu y la única diputada morada en el Parlamento, Raquel Romero.

En cambio, resulta llamativo que apenas dos horas después del inicio de ese cónclave (a las 20.55 horas, con los protagonistas aún enclaustrados en los despachos de la Cámara autonómica) el diario El País haya publicado un artículo de la propia Raquel Romero que se inicia con una sentencia: «Hay quien no sabe ganar».

No queda ahí la cosa, antes de las diez de la noche -también de forma simultáneo a los pactos con los socialistas-, el mismo diario publicaba una entrevista en la que Romero asegura que «el PSOE solo nos quiere para llevarle las maletas«.

Pese a que la diputada de Podemos ha acudido al cónclave de este miércoles con el propósito de sentarse «hasta que haya un Gobierno de La Rioja», su tribuna de opinión sigue en la línea de lanzar dardos a los socialistas. Romero se refuerza en su tesis de formar parte activa en el Ejecutivo autonómico, ya que «presentarse a las elecciones sin intención de gobernar es engañar a la gente».

«¿Para qué se pide el voto entonces? ¿Para sentarse en el Parlamento como espectadora al calor de un sillón bien pagado? Ese no puede ser nunca un objetivo político digno», recalca la parlamentaria de la que depende en estos momentos la investidura de la presidenta riojana.

En su artículo, Raquel Romero insiste en que «el programa electoral es la base de cualquier acción de gobierno, sin duda, y viceversa: sin gobernar no se podrá ejecutar nunca el programa electoral» y recalca que «el Gobierno no es de un partido, sino de todos y todas».

«Lecciones básicas de democracia»

En su argumentación, Romero afirma que «se gobierna en coalición cuando no se puede gobernar en solitario y eso significa aprender lecciones básicas de democracia». Así, defiende que «se debe gobernar con humildad, sin soberbia ni autoritarismo, en escucha activa de la ciudadanía», al tiempo que recuerda que «un voto no es un cheque en blanco».

Asimismo, subraya que «en democracia la mayoría no tiene más derechos que la minoría. Tiene más representación, ciertamente, y por ello más fuerza para marcar las políticas generales, pero no tiene el monopolio de la verdad. La democracia no admite la «verdad absoluta».

«No es cuestión de sillones»

En su extenso artículo, la diputada de Podemos afirma que «lo que está en juego en las actuales negociaciones de gobierno no es una cuestión de sillones, es una cuestión mucho más importante: es si realmente creemos, como sociedad, en la democracia».

«La gente elige, y el pueblo nunca se equivoca. Hay que respetar su decisión y saber perder… pero también ganar. Porque muchas veces saber ganar es más difícil que saber perder», sentencia Raquel Romero.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir