Cultura y Sociedad

Enciso, ‘presa’ de la cultura gracias al festival Encinart

El teatro, la música y el arte han regresado este fin de semana a Enciso de la mano del XI Encinart. Hasta el domingo, veinte variadas propuestas se suceden a ritmo trepidante por los distintos escenarios de la villa durante esta
novedosa edición del festival.

La ‘Muestra de Teatro y Arte de Calle y Patio’ aborda así su segunda década de existencia fiel a su vocación original, aquella que quiso revolucionar el mundo rural a través de un arma tan potente como constructiva: la cultura en sus más
diversas manifestaciones.

Sin embargo, desde 2009 hasta la actualidad, Encinart se ha ido transformando como consecuencia de su propio dinamismo, por ello abre ahora una etapa marcada por el cambio y apuesta por la calidad, horarios más acordes con un público familiar en ascenso o arriesga ofreciendo espectáculos innovadores.

Con la mirada puesta en esa fina línea que une pasado, presente y futuro, arrancaron las actividades este viernes. A las 9.30 horas, los participantes en la tradicional visita a la Fábrica de Mantas Artesanas de Enciso: Hilados y Tejidos Marín Lacoste, pudieron realizar previamente una interesante una ruta etnobotánica con Nadia Lasheras. Simultáneamente y, a partir de las once, el alumnado del CRA Alto Cidacos participó en un taller de cine, dirigido por Jorge Gastón, gracias a la
iniciativa Encinart con la Escuela.

Puro teatro

Más madrugadora de lo acostumbrado, a las siete, llegó la inauguración oficial de la muestra. Seguidamente, la compañía local Guilera Teatro se subió al escenario principal de la Plaza Mayor y volvió a demostrar que la risa siempre
resulta beneficiosa para la salud.

‘Wake’ dejó perplejo al público asistente a la representación; ellas, «humildes artistas de pueblo», hicieron el resto. A continuación, desde la vecina Calahorra, Ojaluna Percusión puso a trabajar instrumentos, voz, raíces, patrimonio, verdad… en un concierto entrañable, donde los anhelos de nuestros antepasados, ayer, cobraron vida.

La noche arrancó con la intervención de La Belloch Teatro, que llenó el anfiteatro de El Barranco Perdido con la obra ‘Vientos de Levante’ que, tras girar por los principales teatros del territorio nacional, llegó a Enciso, conmovió y convenció. De vuelta a La Plaza, Serpiente Emplumada ofreció su peculiar homenaje a Federico García Lorca, ‘Romancero Vidae’ una experiencia sensorial, musical y poética, repleta de potente carga emocional, que puso los sentimientos a flor de piel.

A las dos y media de la madrugada todavía quedaba mucho por ver: ‘La Cucarachona’, tras el éxito cosechado el pasado año, regresaba a Enciso: mucho ritmo, ludopatía a tiempo parcial por una buena causa, Encinart, y ganas contagiosas de mover el esqueleto con su divertido espectáculo Bingou Musical.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir