La Rioja

La caída de Vox en La Rioja: del llenazo de Riojafórum a una sola concejal

Más allá de la atención lógica a quién conseguiría los apoyos necesarios para formar Gobierno en La Rioja, el gran foco estaba puesto este 26 de mayo en comprobar hasta dónde llegaba el ‘efecto Vox’ en la región.

Las expectativas del partido liderado por Santiago Abascal se dispararon el pasado 2 de abril, cuando Riojafórum no dio más de sí durante su mitin en la campaña de las elecciones generales. Las 1.200 butacas del palacio de congresos se llenaron mucho antes de que el candidato apareciera en escena y otras doscientas personas tuvieron que conformarse con esperar a las puertas del recinto.

Un mensaje destacó en aquel acto por encima del resto: la reconquista. En apenas unos meses, Vox había pasado de ser una opción casi residual a convertirse en un firme candidato a entrar en las instituciones riojanas, espoleado por sus resultados en las autonómicas de Andalucía.

La primera piedra de toque llegó el 28 de abril. Cita con las urnas para decidir la composición del Congreso de los Diputados. La formación de Abascal cosechó en La Rioja 16.156 apoyos; un 8,98 % insuficiente para alcanzar alguno de los cuatro escaños que se repartieron PSOE (dos), PP (uno) y Cs (otro).

A partir de ese momento todos los esfuerzos del partido se focalizaron en las elecciones de este domingo, con una estrategia dirigada a presentar una lista al Parlamento de La Rioja y otras cinco en aquellos municipios donde fuera factible ‘tocar pelo’: Logroño, Calahorra, Nájera, Lardero y Viguera.

Y el resultado no ha podido ser más desilusionante para sus simpatizantes, sin representación parlamentaria (se ha quedado a 1,14 puntos de conseguirla) con una única concejalía (la de María Teresa Arnedo en Calahorra) conquistada en toda la región. Curiosamente, el mejor resultado lo obtiene en la localidad en la que tuvo más problemas para confeccionar su lista.

La fuga de votos

La culpa de este desplome la tienen casi diez mil votos perdidos desde las elecciones generales a las autonómicas (16.156 sufragios el 28-A por 6.277 en el 26-M), lo que representa una pérdida del 61 % de los apoyos en la región que se eleva hasta el 74 % si se toman como referencia el total de votos recabados en los comicios municipales (4.170).

Esa fuga de votos se ha repartido del siguiente modo en los cinco municipios en los que ha concurrido Vox este 26-M: 4.576 en Logroño (un 59,8 % menos que en las generales), 531 en Lardero (-69,6 %), cinco en Viguera (-13,8 %), 789 en Calahorra (-56,9 %) y 176 en Nájera (-42,9 %).

Algunos sociólogos llevan años tratando de hallar una correlación entre el poder de convocatoria de los partidos en la celebración de actos públicos y sus resultados obtenidos en las urnas. Al menos en el caso de Vox, la hipótesis resulta del todo imposible.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir