La Rioja

Los electores protestan por la falta de privacidad en las europeas

Lo de llegar al colegio electoral con el pecho henchido de orgullo, dirigirse a la papeleta y mostrarla al respetable antes de meterla en el sobre es una práctica habitual entre los candidatos rodeados de objetivos. Pero no todos los electores se sienten tan cómodos ante las miradas ajenas a su voto y este 26-M ha estado marcado por una queja habitual en los colegios riojanos.

El 26-M en La Rioja | Fotos: Riojapress

«Perdone, en la cabina no hay papeletas para las europeas», «las tiene usted ahí»; «ya, pero es que me gustaría votar en secreto». Y no ha sido posible. La ‘culpa’ la tiene el abundante número de papeletas para los comicios comunitarios, ante el que no dan de sí los huecos de las cabinas, ‘superadas’ por las tres elecciones simultáneas de este domingo: municipales, autonómicas y europeas.

Hay quien, incluso, ha desistido en su votación por no haberla podido ejercer con todas las garantías de privacidad, en unos comicios que nunca han destacado por una alta participación. Si alguien dudaba sobre el concepto técnico de ‘voto oculto’, ese no es, desde luego, el de las elecciones europeas.

Comentarios
Subir