La Rioja

La Guardia Civil investiga el homicidio de un empresario de Aldeanueva

No hay otra conversación este viernes en La Rioja Baja. NueveCuatroUno ha podido confirmar que un hombre natural de Aldeanueva de Ebro ha aparecido muerto en una balsa de riego situada en Alfaro, propiedad de su familia. El fallecido tenía 42 años y residía en Calahorra junto a su mujer y sus dos hijos.

En concreto, en una finca que se encuentra en la carretera que une Alfaro y Grávalos. Allí, alrededor de las seis de la tarde de este jueves, la Policía Judicial, la Guardia Civil y equipos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) encontraban el cadáver de J.C.M., siendo más tarde (alrededor de la medianoche) trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde se analizan las causas de su muerte.

NueveCuatroUno ha confirmado que el cuerpo presentaba un fuerte golpe en la cabeza y que en estos momentos se investiga el caso como un homicidio, ya que el fallecido se ha encontrado en extrañas circunstancias y con el citado traumatismo (sin poder confirmarse que estuviera maniatado como ha trascendido por la zona).

La búsqueda arrancó cuando su mujer denunció su desaparición, tras no regresar a casa la noche del miércoles al jueves. Fuentes de la investigación han señalado a este medio que la búsqueda no resultó una tarea muy complicada, ya que esta balsa fue uno de los posibles escenarios que se manejaban para encontrarlo.

El hombre (J.C.M.) era un conocido ganadero de la zona -contaba con granjas en Alfaro y Aldeanueva-, miembro de una también conocida familia de empresarios de La Rioja Baja.

Comentarios
Subir