La Rioja

La ludoteca de La Cava será un espacio de juego y aprendizaje integrado en el parque

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, se ha reunido esta mañana con los vecinos de La Cava para hablar de la nueva ludoteca, como ya hiciera hace unos meses cuando conjuntamente se decidió su ubicación en el bulevar Picos de Urbión, en el tramo más cercano a la calle Serradero.

En la reunión de este viernes, los residentes de la zona han podido conocer cómo será este centro cuyo diseño -como ha señalado la alcaldesa- está en relación a la decisión anterior. «La solución arquitectónica que se ha elegido tiene muy en cuenta su integración en el parque, en la naturaleza, tanto en su concepto general como en los materiales que utiliza. Al mismo tiempo que está también muy presente la función didáctica de una ludoteca, como espacio para el juego y el aprendizaje».

La asistencia técnica fue encargada a los arquitectos locales Gaspar Aragón y Pablo Larrañeta, que han proyectado un edificio de 314,17 metros cuadrados, en una parcela a la que hay que sumarle 69,14 metros cuadrados de patio y zaguán. El presupuesto inicial asciende a 427.948 euros, aunque tendrá que ser precisado en el proyecto definitivo, que el Equipo de Gobierno espera tener redactado a finales de este año para sacarlo inmediatamente después a contratación.

Esta ludoteca -que tomará el nombre de ‘La peonza’- se sumará a la red municipal de estos espacios para niños de entre 3 y 11 años actualmente constituida por ocho centros repartidos por toda la ciudad. Con ella, como ha recordado Gamarra, se cumple un compromiso con los vecinos de este barrio joven, en el que residen muchos niños pero que también acoge a muchos de otros lugares que vienen aquí por ser una zona de servicios, con espacios muy amplios para el disfrute. En concreto en La Cava viven 3.500 logroñeses, de los cuales 800 son niños entre 3 y 11 años.

La ubicación elegida para el centro se ha alejado un poco del ámbito que más afluencia de público recibe por estar en él la mayor parte de los establecimientos hosteleros, más próximos a la pasarela que une La Cava con el parque de San Adrián.

«Los vecinos quisieron que se construyera más hacia el Sur, en el otro tramo del bulevar, y así lo vamos a respetar como también vamos a mantener el arenero que hay al lado y que en un primer momento pensamos como lugar para levantar allí la ludoteca, pero finalmente la hemos movido unos metros atendiendo a lo que nos plantearon los residentes».

Un centro cálido y luminoso

La imagen del centro se adaptará a la parcela y al parque. Tal como la definen sus arquitectos, «una forma fluida y redondeada sin esquinas agresivas, una forma orgánica, un traje de naturaleza». Un entramado tupido de profundas lamas verticales de madera, un umbráculo que permite entrever y proteger los vidrios que hay detrás de las lamas de la vista directa mediante distintas posibles soluciones (vinilos, estores, etc,) apreciándose una gran sala donde los niños juegan entretenidos en distintos grupos.

En otra sala están sentados concentrados en tareas más concretas. No hay fachadas ni ventanas ni puertas, como en la propia naturaleza, hay una sucesión de alineaciones de pilastras rectangulares que forman muros transparentes que se pliegan formando distintos espacios de distintos tamaños”.

«Destacará -ha señalado la alcaldesa- por su arquitectura singular, por espacios muy luminosos aprovechando la luz natural, por la calidez de los materiales que empleará».

En el exterior se instalará una fuente junto al árbol ya existente que se mantiene. En el interior, a partir del zaguán de entrada, se sucederán: vestíbulo y oficina de recepción; gran sala de juegos, con mamparas con ruedas para compartimentarla; sala complementaria, un espacio más convencional y tranquilo también susceptible de sectorizarse; un núcleo de servicios con aseos también adaptados para personas con discapacidad; almacén y cuarto de instalaciones.

Las lamas verticales que recubren el exterior conforman una membrana para proteger el interior de la radiación solar bien por exceso en verano como por defecto en invierno, actuando como parasol o abrigo, y protegiendo además el edificio del posible vandalismo. El carácter energético de la construcción se extenderá a la cubierta de 298 metros cuadrados, ajardinada y con la posibilidad de instalar en ella 26 paneles fotovoltaicos para producir energía para autoconsumo.

El acceso a la ludoteca se ha planteado desde la placita circular que hay actualmente en el centro del bulevar, considerado un lugar idóneo y seguro para la estancia y para la espera de los niños a la salida.

La alcaldesa ha recalcado el esfuerzo que el Gobierno Municipal está haciendo por estas dotaciones y por un servicio en el que creen firmemente porque incide en la formación de nuestros niños y también en un concepto, como es el de la conciliación, en el que están trabajando mucho: «Estamos reforzando el programa de ludotecas, con centros nuevos para cubrir y cohesionar la ciudad, pero sobre todo con un mayor horario y con más prestaciones como la introducción del bilingüismo».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir