Agricultura

ASAJA aplaude que se mantenga la quema de restos vegetales en el campo

ARAG-ASAJA acoge con gran satisfacción la votación de esta semana en el Congreso de los Diputados, por la que se ha eliminado la prohibición de la quema de residuos vegetales en el campo, dentro de la Política Agraria Comunitaria, lo que permitirá a los agricultores seguir gestionando los restos vegetales de su explotación.

La organización considera que es de «sentido común» que se restablezcan estos permisos para facilitar las tareas a los agricultores y ganaderos, ya que, desde el punto de vista fitosanitario, esta práctica resulta eficaz para combatir plagas y enfermedades, muy presentes en el viñedo riojano, entre otros cultivos.

Además, la nueva normativa incrementaba los costes de producción puesto que los restos de poda debían trasladarse a un gestor autorizado, incrementando con ello la contaminación emitida por los vehículos de transporte a la atmósfera, así como el riesgo de incendios que supone la acumulación de restos leñosos, la propagación de enfermedades y de plagas y el posible incremento de fauna salvaje.

Durante las últimas semanas, la organización agraria riojana y sus homólogas de ASAJA en todas las regiones han denunciado esta prohibición de la Ley de Residuos e impulsado a los grupos parlamentarios a que la derogasen, dada la “preocupación e incertidumbre” que generaba su puesta en marcha entre los agricultores riojanos que en breve van a comenzar la campaña de poda y el arranque de viñedo y de otros cultivos leñosos, y más aun teniendo en cuenta el momento tan complicado por la que atraviesa el sector primario.

No obstante, ARAG-ASAJA advierte a los viticultores riojanos que hasta que no se apruebe la futura ley de la PAC, a finales de año, que incluirá esta derogación, las quemas de restos vegetales siguen estando prohibidas. Asimismo, recuerda que solicitó la pasada mantener una reunión con las Consejerías de Sostenibilidad y Agricultura para resolver esta y otras cuestiones sin obtener aún respuesta.

Subir