Gastronomía

El bar del campo de golf de Logroño vuelve a abrir sus puertas

Un año después, El Campo de Logroño volverá a contar con un servicio de restauración. Un bar restaurante con una gran terraza desde donde contemplar el recorrido de los hoyos. En posición de ‘address’, Álvaro Mosquera y todo su equipo están preparados para ejecutar el tiro y el próximo 15 de octubre abrirán las puertas, de momento, del denominado Sport Bar.

«Vamos a empezar con la parte de cafetería donde, tanto los socios del campo de golf como las personas que se acerquen hasta aquí, puedan disfrutar con una gran variedad de platos combinados, raciones y cositas de picoteo», explica Álvaro.

Hoyo a hoyo. La idea es ir evolucionando y adaptarse a las necesidades de los socios, porque «habrá deportistas que vengan por la mañana y hasta las cinco de la tarde no terminen de jugar. A esa hora también tendrán la posibilidad de acercarse a la cafetería y pedir un plato combinado o alguna ración. Incluso bocadillos que se pueden llevar al campo».

El servicio de restaurante también llegará: «Esperamos que en un mes más o menos podamos abrirlo». Todo a su debido tiempo, porque las prisas no son buenas y «queremos hacerlo todo bien; que la gente venga y repita, eso es importante». Mosquera destaca que quiere hacer del Campo de Logroño un restaurante más de la ciudad, con la diferencia de contar «con unas vistas privilegiadas y una terraza espectacular».

Además, el responsable del establecimiento destaca que «tanto la comida de la cafetería como la del restaurante va a contar con productos de primerísima calidad que cocinaremos de manera casual».

Ultimando los detalles para el mejor ‘swing’, «esperamos que esta reapertura sea todo un éxito y la gente vuelva a disfrutar de una buena gastronomía en el mejor escenario posible».

Subir