Cultura y Sociedad

Javier Peña: «Concéntrico quiere lograr una ciudad mejor»

Septiembre cierra el verano más caluroso de la historia con una suave brisa llena de diseño y arquitectura que invita a logroñeses y visitantes a redescubrir los rincones de la capital riojana a través de Concéntrico, que ya alcanza su octava edición. El Festival Internacional de Arquitectura y Diseño transformará Logroño, del 1 al 6, con 17 nuevas obras arquitectónicas de gran calibre.

Artistas nacionales e internacionales ya trabajan en inundar la capital riojana de arte y cultura, poniendo el foco una vez más en la importancia de la sostenibilidad de los materiales que se utilizarán y sus procesos de construcción.

Detrás de este arduo trabajo se encuentra Javier Peña, director de Concéntrico, quien espera con «especial ilusión esta edición». La octava edición del festival augura la reflexión de los logroñeses, cambiando la forma de ver, entender y concebir la capital riojana.

– Concéntrico abrió sus puertas en su primera edición con 5 construcciones. En su octava, Logroño se reinventará con 23 actuaciones. ¿Cómo evoluciona Concéntrico y pervive en la ciudad?

– Empezamos un proyecto a ojos cerrados, donde requeríamos de la respuesta de la ciudadanía para poder continuarlo en el tiempo. Las modificaciones espaciales del entorno público y las dinámicas son la parte visible del proyecto, por ello lo más importante era el ‘feedback’ de los logroñeses y visitantes. En realidad crecer no era un objetivo natural de nuestro proyecto, pero al ver la buena aceptación el primer año hemos ido ampliando nuevos espacios, cada vez más abiertos, con mayor capacidad de reunir a más personas y, por tanto, mayor interacción. El primer año buscamos rincones de Logroño que mostraban «una ciudad más escondida» en el centro histórico de la capital; ahora, sin embargo, las intervenciones aparecen sin buscarlas, en grandes puntos de encuentro pero manteniendo la esencia de Logroño.

Intervención de Concéntrico 07

– ¿Qué rincones redescubrirán los logroñeses esta nueva edición?

– Nosotros hablamos de tipos de lugares. El mayor reto que hemos asumido es intentar que los visitantes de fuera de Logroño «se sientan en casa», es decir, que descubran lugares que les hagan recordar a sus casas. Habrá lugares que sean históricos en Logroño, pero habrá otros que sean más ‘generales’, como plazas que son puntos de encuentro de caminos o la Rosaleda del Espolón, que en muchas ciudades europeas hay jardines de tipo romántico. La calle Obispo Bustamante, donde conviven la calzada, la acera y los edificios. Son lugares concretos de Logroño pero muy replicables en otros lugares del mundo. Concéntrico mantiene sinergias con el resto del mundo.

Concéntrico 08 pone en el foco la importancia del agua y su consumo en espacios urbanos. ¿Cómo se consigue desde la arquitectura y el diseño transmitir este mensaje a los ciudadanos?

– Nuestro objetivo es realizar prácticas que sean útiles para las personas y después lo plasmamos en intervenciones y propuestas. En este caso el mensaje se intentará transmitir en dos líneas de actuación. En primer lugar, en la intervención ‘Espacio Hiber’, de Rintala Eggertsson Architects, en la zona inundable del Ebro, que nos va a poner encima del río, de forma que seamos más permeables al río y lo podamos tocar y sentir, porque muchas veces lo vemos desde la distancia y no somos conscientes de su importancia. Y, por otro lado, con los programas de ‘Agua para la gente’, de Pool is Pool y Dallas, donde trabajarán conjuntamente con técnicos especializados con el agua de una forma más lúdica, pero a la vez siendo conscientes de su uso.

Diseño intervención ‘Espacio Iber’ en la zona inundable del río Ebro

– ‘Arenas’, ‘Cielo Oscuro’ y ‘Sombras’ son algunas construcciones que invitan a la unión de los ciudadanos.

– Así es. Tras la pandemia hemos querido fomentar eso, la unión, coincidir con las personas. Además, queríamos reflejar la domesticidad del espacio público, como en la construcción ‘¡A la mesa!’ o el proyecto de ‘100 sillas y 3 salones urbanos’ que se construirán en el bulevar de Avenida de la Paz, que se convertirá en un espacio estancial, cómodo y cotidiano, como si fuera de nuestra casa. Y otras construcciones también fomentan la parte lúdica de las mismas, volver a ser niños, jugando y disfrutando.

– ‘El arquetipo de la casa’, una instalación compartida con Quinta do Seixo (Portugal), que mantiene una ‘conexión especial’. ¿Por qué Portugal? 

– Llevamos muchos años trabajando con Bodegas Lan, colaboradores del festival. En una de sus fincas cerca de El Cortijo tienen un espacio que nos pareció increíble, Viña Lanciano, que pondrá en contexto y situación a Logroño. ¿Qué es Logroño y La Rioja sin sus viñedos? El entorno es algo también muy importante, al que debemos dar el valor que merece, es nuestra identidad. La empresa asociada de Bodegas Lan es Sogrape Vinhos, donde también cultivan sus propios vinos. Encontramos dos zonas paisajísticas superidentitarias de sus lugares, bañadas por dos ríos como el Duero en Quinta do Seixo y el Ebro en Logroño, que confluyen entre ellas. Las intervenciones establecen un diálogo entre ellas y entre ambas ciudades.

– ‘De-alienating the home’, ¿es una crítica al espacio doméstico tradicional de los logroñeses?

– Lo que queríamos con esta construcción es cuestionar dónde vivimos y cómo usamos el espacio doméstico. La instalación cuestiona los límites de lo doméstico, donde se plasma una visión diferente de hacer utilidad de nuestros espacios más íntimos como nuestras casas. Nos remite a nuestro hogar, pero desfragmentado, el sofá por un lado, la mesa por otro… Una forma de reconfigurar esta estancia, llamando la atención y lanzando un mensaje de dejar de ser tan estrictos y serios.

Diseño de la intervención ‘De-alienating the home’, de Central Saint Martins

– ¿En qué punto se encuentra la arquitectura y el urbanismo en la mente de los logroñeses? ¿Concéntrico ayuda a potenciar la mente de los ciudadanos?

– La arquitectura y el diseño cada vez van teniendo más presencia en la mente de los ciudadanos. Uno de nuestros objetivos era organizar el festival de una forma más lúdica y divulgativa, que calara en el corazón y la mente de los logroñeses. Concéntrico genera conciencias más críticas sobre el entorno donde vivimos. Concéntrico quiere lograr una ciudad mejor.

– ¿Qué expectativas y futuro tiene el festival?

– Trabajamos de año en año pensando en próximas ediciones, así que queremos futuro. Si los ciudadanos nos lo permiten, seguirá habiendo Concéntrico. Este año tenemos muchos retos pendientes que esperamos resolver la semana del festival y que sólo se completan una vez se inaugura la edición. Es una de las ediciones que más ilusión tengo por ver cómo ha quedado y más nervioso estoy. Seguimos en proceso y desarrollo, con la incertidumbre e inquietud de qué tal irá, si tendrá buena aceptación, y ansioso por ver los resultados. El festival se inventa a sí mismo cada año, y es fundamental la evolución del viaje que hemos realizado a lo largo de las ediciones.

Subir