La Rioja

Apuñalan a un joven por la espalda en una pelea en un bar de Arnedo

El Sindicato Riojano de Policías y Funcionarios ha informado de un «grave altercado» producido el pasado fin de semana en Arnedo. En la madrugada del sábado al domingo, una gran pelea dejó varios heridos por arma blanca en un bar del centro de la localidad.

«Varios hombres comenzaron una reyerta que terminó con el apuñalamiento en la espalda de uno de ellos, así como múltiples cortes de diferente consideración en el resto de partícipes», han señalado. Debido a la gravedad que presentaban las incisiones, los heridos fueron atendidos en el Centro de salud e incluso alguno debió ser derivado al Hospital de Calahorra.

Chaleco de un Policía Local de Arnedo que intervino en la pelea

El sindicato ha denunciado la «discriminación administrativa y social» que sufren los cuerpos de policía fuera de Logroño. «Son considerados de forma humillante y denigrante como policías de pueblo». Sin embargo, han indicado, este tipo de escenarios en los municipios de La Rioja no son actos tan esporádicos como la gente cree.

«Los agentes están cansado de oír la tan manida coletilla de ‘en los pueblos nunca pasa nada’ a la hora de referirse a su labor policial», han apuntado, destacando que no sólo existen intervenciones de alto riesgo sino que estas deben ser llevadas a cabo con menos recursos materiales y sobre todo humanos. «En la mayoría de los casos los turnos los desempeñan sólo dos agentes, por lo que las intervenciones suponen un nivel de peligrosidad mayor que en Logroño, donde hay muchos más agentes por turno, y que por si fueran pocos, además cuentan con la Policía Nacional».

En lo que se refiere a recursos materiales y servicios, también han explicado que existirían diferencias abismales. «Sin ir más lejos y debido a que la ambulancia tardaba más de cuarenta minutos en aparecer, los heridos tuvieron que ser trasladados en vehículos privados. Esto en Logroño no pasa».

No es la primera vez que el sindicato ha puesto de manifiesto un «agravio comparativo» entre las diferentes policías locales de La Rioja. Como servicio municipal, dependen de cada ayuntamiento para su gestión. «Es terrible que el alcalde y el concejal de Policía de turno hagan y deshagan una comisaría a su antojo, siendo ellos unos totales desconocedores en lo que a seguridad ciudadana se refiere, y las consecuencias de sus caprichosas decisiones las pagan los agentes y por ende los vecinos».

De igual manera, este sindicato señala también a la Coordinación de Policías Locales de la Rioja, la cual tiene competencias en lo concerniente a la gestión policial: «Esta institución ni puede ni debe permitir las desproporcionadas diferencias entre las distintas Policías Locales de La Rioja, y para ello deben obligar a los ayuntamientos a dotar a las comisarías de efectivos y medios suficientes, por honestidad política y porque la ley así lo ordena de forma clara y rotunda».

Subir