La Rioja

Los NFT, un campo abierto de oportunidades para los artistas y jóvenes riojanos

La tecnología avanza a pasos agigantados y la aparición de nuevos términos en los últimos años es constante. Bitcoin, metaverso o blockchain son palabras que empiezan a sonar fuerte. Los NFT (Tokens no Fungibles), son otro término en auge. Para intentar acercar este mundo a los más jóvenes; Aitor Prado, Aitor Mora y Alba Álvarez, afincados en La Rioja, protagonizaron la charla ‘Entendiendo los NFT’ en la logroñesa Gota de Leche. Un campo repleto de oportunidades está abierto para los jóvenes riojanos.

Alba Álvarez, Aitor Mora y Aitor Prado, de izquierda a derecha, en la Gota de Leche

¿Qué son los NFT? Pues se trata de copias únicas e imposibles de reproducir de objetos (tangibles o intangibles) que ya conocemos en la vida real. Tomando como base la tecnología blockchain (cadena de bloques) y aplicando unas instrucciones especiales (smart contracts), se asegura su autenticidad y originalidad. Sus aplicaciones tienen bastantes vertientes: arte digital, videojuegos, sector textil, deportes tradicionales, la música o el metaverso (este último, con La Rioja a la venta en Next Earth).

Oportunidad de vida para creadores digitales

El volumen de negocio de este sector no es precisamente pequeño: más de 17.000 millones de dólares en 2021, con un ¡21.000% de subida respecto a 2020. Es cierto que buena parte de este mercado tiene un ánimo especulativo y su precio sube debido a intenciones coleccionistas, de estatus o de generar  ‘tribus virtuales’ que los utilicen. Sin embargo, los NFT también abrirán la puerta a que los artistas digitales puedan controlar mejor su trabajos y cobrar royalties (derechos digitales por usar un producto). En definitiva, vivir de su profesión.

Es lo que intenta Alba Álvarez, diseñadora gráfica y artista conceptual afincada en Logroño. Ella realizó un dibujo digital (‘Trece’) durante la charla, convertido posteriormente en NFT; mientras los juristas Prado y Mora se encargaban de la parte teórica. «Cada uno de los asistentes ha elegido una palabra de manera aleatoria y combinando todas ellas, he conseguido hacer un dibujo», explica Alba.

En su web, Alba cuenta con numerosas obras, como el juego de ordenador Nébula o el corto de animación Aittitta Makurra, juegos de mesa u obras en 2D/3D: «Los NFT son positivos, porque hacen que tengas un mayor control sobre tu obra y sobre el camino que tendrá cuando alguien la compre: controlas que no se piratee, que no se hagan copias ilegales o que nadie haga una captura de pantalla para colgarla en Internet y que se lleve remuneración con algo que no es suyo».

Alba Álvarez (izquierda) y Aitor Mora (derecha), durante un momento de la charla. En la pantalla se muestra el dibujo de Alba

¿Cómo se suben estas obras a la red? Pues a través de marketplaces (mercados digitales). Con las criptomonedas como medio de pago (ethereum, solana), plataformas como OpenSea, Rarible, SuperRare o Alcor actúan con gigantescas plazas de compraventa de estos productos digitales. Se reducen así muchos riesgos asociados a lo digital, que Álvarez acota: «Lo peor es que se piratee, que tu obra esté por Internet sin que tú lo sepas y que alguien gane más dinero del que estás ganando».

Aitor Prado comparte este optimismo y redobla su apuesta de cara a medio plazo: «En el futuro, creo que el metaverso va a ser el escaparate de todo lo que se genere en el mundo del arte. Si estamos en nuestra casa y queremos ver una obra de Banksy, podremos verla. Esto va a acercar todavía más el arte a los hogares. Si con Netflix ya estaba cerca, con esto estará todavía más cerca». Prado cree que esta la tecnología ya «roza a todos los jóvenes» y que llegará a ellos si se explica de forma sencilla y con «ejemplos que viven en su día a día».

Más allá del arte

Pero los NFT no solo se limitan al arte, sino que se pueden aplicar a muchos más sectores: «Se aplica para coleccionismo, el metaverso, o crear colecciones de moda virtuales, como han hecho varias marcas de ropa. También lo utilizan en todo lo que sea el cine, el arte, el arte 3D, la ilustración, la música y todo el sector de los videojuegos, donde se está generando mucho dinero e incluso te pagan ya por jugar».

Puede que un adolescente esté leyendo este artículo, le interese este mundo y quiera empezar. Mora les anima: «Aunque la tecnología que haya por detrás sea compleja, tú de normal no sueles saber qué es un protocolo TCP/IP y sin embargo, sí puedes usar una página web. Se puede empezar fácilmente sin tener mucho conocimiento, puesto que ya hay mucha información en Internet».

Aitor Prado (de pie) y Aitor Mora (sentado)

Por último, además de sus utilidades; es importante destacar la extensa normativa que conllevan los NFT. Y por tanto, la oportunidad en ciernes para abogados, jueces y especialistas del derecho. Tal y como se expuso en la conferencia, gestionar la propiedad intelectual y lidiar con las diferentes formas de inscribir la obra (derechos de autor, patentes, marcas, diseños industriales…) tampoco será tan sencillo.

En definitiva, los NFT son una revolución virtual esperando ser explotada en diferentes campos. ¡Aprovecha la oportunidad y súbete a la ola!

Subir