La Rioja

La LR-585 se transforma para abrir paso al ‘nuevo’ Raposal

El consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado, ha visitado las obras de mejora de la carretera LR-585 en las inmediaciones del polígono industrial El Raposal en Arnedo, junto al director general de Infraestructuras, Vicente Urquía; el alcalde del municipio, Javier García, y la concejala de Régimen Interior y Planificación Urbana, María Jesús Gil de Muro.

«El Gobierno de La Rioja, en esta legislatura, ha asumido su compromiso con la industria de Arnedo, con la mejora de los polígonos de Planarresano y de El Raposal, porque es fundamental avanzar en la reactivación y transformación del tejido productivo. Es una realidad que invertir en nuestros municipios es avanzar en la cohesión territorial de La Rioja», ha destacado Dorado.

La carretera LR-585 constituye un tramo de carretera que ha quedado separado del itinerario principal tras la construcción de la variante de Arnedo (actual LR-123), por lo que ha adquirido un carácter fundamentalmente urbano. En este contexto, el proyecto se ha planteado entre en la intersección de la carretera LR-123, en la denominada Glorieta del Calzado junto al polígono industrial El Campillo, y se extenderá hasta la Glorieta de la avenida de la Constitución, junto al polígono El Raposal, en un recorrido de 2,1 kilómetros. Con este proyecto, «el Ejecutivo de Concha Andreu no solo ha buscado el desarrollo futuro de Arnedo sino también el de su movilidad, fruto de la necesaria colaboración entre administraciones que se visibilizó a través de la firma de un convenio entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Arnedo», ha indicado el consejero.

«Nos hemos comprometido con una inversión de 3.182.403,85 euros destinada a revitalizar el tejido industrial de Arnedo que será cofinanciada, al 50 por ciento, con el Consistorio con el objetivo de facilitar el tránsito de vehículos, bicicletas y peatones, así como aumentar la seguridad vial en la zona industrial para trabajadores y para visitantes», ha explicado Álex Dorado.

Además, el consejero ha reconocido que «el proyecto, que prevé que finalice en abril del 2023, va a tener un gran impacto en la seguridad vial de los arnedanos y arnedanas, mejorando la accesibilidad a la zona industrial y el tránsito de trabajadores y proveedores. Sin duda, va a contribuir de forma decisiva a revitalizar el tejido industrial de Arnedo y a la creación y mantenimiento, por tanto, de empleos de calidad».

Acondicionamiento del polígono El Raposal

Las obras en la carretera LR-585 comenzaron en enero y avanzan según lo previsto. En este momento se está ejecutando la renovación de las canalizaciones de saneamiento, entre los puntos kilométricos 1+040 y 1+620.

En la carretera LR-585 se pueden distinguir dos zonas diferenciadas. Por un lado, el primer tramo en la zona interurbana, entre el p.k. 0+000 al 1+035, se inicia en la denominada glorieta del calzado, y termina en el comienzo del tramo urbano. La actuación proyectada aprovecha en lo posible la carretera existente, en lo que se refiere a trazado en planta y alzado.

Por otro lado, el segundo tramo, entre el punto kilométrico 1+035 y el 2+112, corresponde con la zona urbana industrial del polígono El Raposal, donde están ubicadas gran cantidad de naves industriales a ambos lados de la carretera. Por este motivo, es necesaria una remodelación integral que permita la reordenación de los espacios públicos destinados al tránsito de vehículos motorizados, ciclistas y transeúntes.

Asimismo, el proyecto contempla la ejecución de un carril bici para promover la movilidad sostenible entre las personas que frecuentan el polígono industrial, y también la reposición de los servicios de saneamiento, abastecimiento, telefonía y telecomunicaciones, y electricidad, así como la protección de la canalización de gas en algunos puntos.

Además, se están llevando a cabo labores de renovación del pavimento, prolongación o renovación de los elementos de drenaje, y la sustitución de elementos de señalización horizontal y balizamiento.

Subir