Deportes

El hijo del baloncestista riojano Santiago Aldama se apunta al ‘draft’ de la NBA

El alero Santi Aldama, hijo del baloncestista riojano Santiago Aldama (Quel, 7 de diciembre de 1968), a un paso de jugar en la NBA. Así lo ha explicado a través de un comunicado: «He decidido meter mi nombre en el draft de la NBA (proceso de selección), manteniendo también mi elegibilidad en la liga universitaria (NCAA). Siempre soñé con convertirme en un jugador de la NBA y estoy listo para dar el siguiente paso en mi carrera».

A través del alto jugador (2,11 metros) corre sangre riojana. Su padre nació en Quel y llegó a ser un deportista muy destacado. No lo tenía fácil, pero su hijo lleva camino de batir todos los récords. Y su padre, entrevistado por este medio hace algunos meses, ya vislumbraba su talento.  A la vista de los acontecimientos, parece que no se equivocaba.

El ‘pequeño’ Aldama se proclamó campeón de Europa sub-18, visitó Logroño con el combinado nacional  y posteriormente se decantó por cruzar el charco. Su destino, Loyola, una universidad de EEUU: «Decidí irme de España sabiendo que Loyola era el mejor sitio para perseguir mi sueño de convertirme en un jugador profesional en la NBA. No podría haber imaginado cómo me ha hecho crecer como atleta, como estudiante y sobre todo, como persona».

Santiago Aldama, durante su visita a Logroño

El deportista no se olvida de agradecer a sus entrenadores, el staff técnico y todos los compañeros que ha encontrado en su camino. También se ha acordado de su familia, donde el baloncesto bulle por todas las esquinas. Los motivos son fáciles, su padre se casó con Eli Toledo, hermana del también ex-baloncestista Santi Toledo. La pasión se hereda y no hay un mejor ejemplo para explicarlo.

Aldama padre llegó a jugar los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, pero Aldama hijo quiere ir muchísimo más allá. Jugar en la mejor liga del mundo y por qué no decirlo, en uno de los mayores ‘shows’ del planeta. Un escaparate inimaginable para jugar y tener la opción de ganar a una colección de estrellas. En Quel empezó la historia. Y a saber dónde puede acabar.

Subir