El Rioja

JIG presenta soluciones para abordar la digitalización del sector del vino

Un año después del inicio de la crisis sanitaria del COVID-19 se evidencian las disrupciones generadas en la mayor parte de los sectores económicos, donde el mundo del vino no se escapa de este panorama de incertidumbre y transformación que ya afecta a toda su cadena de valor y que «le conduce inexorablemente hacia la digitalización».

Así lo destaca la empresa riojana JIG Digital al referirse a «una región como La Rioja, líder en el sector vitivinícola y referencia internacional por su historia, calidad y singularidad, tiene la oportunidad de robustecer su presencia, sus procesos y su prestigio a través de la firme apuesta por soluciones especializadas, innovadoras y sostenibles».

El Consejo Regulador de la DOCa Rioja presentó esta semana su Plan Estratégico 21-25, que enfatiza el impulso a la digitalización de los procesos, el fomento de los canales de venta online y la apuesta decidida por el enoturismo para convertir a La Rioja en un destino referencia internacional para los amantes del vino.

En esta misma línea, el Plan de Transformación del Gobierno de La Rioja, enmarcado en los Fondos Europeos para la Recuperación (Next Generation EU), establece como uno de sus ejes estratégicos la Enorregión, con proyectos que actuarán directamente sobre la competitividad y consolidación de nuestro territorio como referente enológico y enoturístico a través de la innovación, la digitalización y la gestión sostenible y eficiente derivada, entre otros, de la economía del dato. «Es el momento idóneo para apostar por ideas transformadoras, sectorizadas y competitivas».

La empresa riojana JIG cuenta un conjunto de soluciones tecnológicas, específicas para el sector vitivinícola, que aspiran a resolver los grandes retos a los que nos enfrentamos: empresas digitalizadas, sostenibles, eficientes, más conectadas con sus clientes y con una rápida adaptación al cambio.

El conjunto de desarrollos en los que JIG ha trabajado en los últimos años abarcan, desde una perspectiva especializada y sectorizada, todas las áreas funcionales del vino, desde su fase inicial hasta la llegada al consumidor final. En primer lugar, JIG ofrece consultorías para analizar el grado de digitalización de las bodegas, identificar sus necesidades, procesos y objetivos y definir una estrategia personalizada hacia su transición digital.

En segundo lugar, para la fase de elaboración y producción de los vinos, ha desarrollado la primera plataforma IoT e interoperable de datos específica del vino, que unifica todo el proceso productivo de las bodegas, desde el viñedo al embotellado final.

A través de la digitalización de diferentes verticales, como seguimiento y analítica de campo, elaboración, producción, calidad, trazabilidad, entre otros, la plataforma permite la integración de todos los procesos en un mismo lugar para conseguir una gestión homogénea y centralizada de todos los datos (Data Lake), facilitar su análisis y la toma decisiones en cualquiera de las fases productivas y poder gestionar todo el conocimiento generado hacia la sostenibilidad y eficiencia de la cadena productiva.

En tercer lugar, y llegados al momento de la comercialización, JIG cuenta con soluciones ecommerce personalizadas y sectorizadas, con la gestión de dato como eje común. El “Data Centric Platform” permite la integración de todas las fuentes de datos de la bodega en una sola herramienta para realizar acciones más eficaces, rentables y con mayor retorno, así como para forjar relaciones directas y personalizadas con los clientes, sin depender de terceros.

Por último, y en relación con el enoturismo, iWine ha sido concebida como una plataforma de gestión reservas online. Pensando en los cambios que se vislumbran en el comportamiento de los turistas, y en la generalización de sistemas online de ventas y reservas en otros sectores, esta herramienta facilita, por un lado, los procesos de comunicación y gestión de servicios turísticos y, por otro, genera de forma automática datos de valor sobre el perfil de los clientes. La unificación de los procesos de reserva y venta en una sola web, minimiza la dependencia de otros canales de venta y optimiza los datos y los patrones de compra.

JIG ha desarrollado, por tanto, una serie de soluciones tecnológicas que pueden funcionar de manera independiente, pero que, de forma agregada, pueden suponer un revulsivo para el sector. Las herramientas descritas ya están implantadas en compañías del sector como Bodegas Altanza, Bodegas Corral, Bodegas Franco Españolas, Bodegas Marqués de Riscal, Bodegas Ontañón, Pernod Ricard Winemakers (Campo Viejo, Ysios), Bodegas Riojanas, Viñedos de Aldeanueva, entre otras, y trabajamos para organizaciones vitivinícolas líderes como la DOCa Rioja, Federación Española del Vino, Great Wine Capitals o Grupo de Empresas Vinícolas de La Rioja.

Subir