Sucesos

Un exprofesor de los Jesuitas de Logroño, condenado por pederasta

La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a siete años y tres meses de prisión a un exprofesor del colegio de la Compañía de Jesús (Jesuitas) de Logroño hasta principios de 2019, tras considerarle responsable de un delito continuado de abusos sexuales.

La sentencia considera probado que J. E. M. mantuvo relaciones sexuales con una niña de 13 años (él tenía entonces 37), de la que había sido tutor desde un curso antes en un colegio de Gijón. Durante el juicio, el pederasta había admitido dichas relaciones, pero defendiendo que a partir de que la menor -que está en tratamiento psicológico por los abusos- tenía 16 años.

El pederasta fue apartado del colegio Jesuitas de Logroño después de que la Compañía de Jesús tuviera constancia de la denuncia que ha derivado en la condena a siete años de cárcel. La dirección del centro, «siguiendo el protocolo establecido», trasladó de forma inmediata a otra ciudad al sacerdote, dos días después de ser conocedores de la denuncia presentada.

No fue el único episodio que conmocionó a la familia jesuita en 2019, ya que apenas unas semanas antes trascendía que el padre Chema había encontrado refugio en la capital riojana en los años 80 tras haber sido denunciado por abusar de una menor en Salamanca.

Al trascender estos dos hechos, Jesuitas trasladó a las familias un mensaje en el que señalaba que «tenemos que ser capaces de equilibrar la atención y la acogida a la presunta víctima, junto a la presunción de inocencia y el derecho de cualquier persona denunciada a defenderse».

«Por el momento solo podemos pedir respeto y colaboración con los procedimientos en curso; y desear, una vez más, que esta etapa compleja que nos toca afrontar en nuestras instituciones haga que estas se conviertan en entornos protegidos y seguros para cualquier menor o persona vulnerable», concluía el escrito remitido por Jesuitas hace ahora dos años.

Subir