La Rioja

Valdezcaray trabaja para abrir sus pistas «cuando la pandemia lo permita»

Los aficionados riojanos a los deportes de invierno no paran de preguntárselo desde que el pasado sábado un buen manto blanco cubriera la práctica totalidad de la comunidad. «¿Y Valdezcaray, cuándo abre?». La pregunta aún no tiene respuesta, pero la única estación de esquí riojana comienza a preparar el terreno.

A través de las redes sociales, Valdezcaray ha informado de la presencia de maquinaria en las pistas para abrir algunas de ellas «cuando las condiciones meteorológicas y la situación epidemiológica lo permitan». Este lunes las pistas en las que han comenzado a trabajar los operarios tienen espesores «de entre 10 y 30 centímetros de nieve polvo».

El pasado año fue uno de los más aciagos que se recuerdan en la instalación, ya que los aficionados al esquí apenas pudieron disfrutar de su deporte favorito durante un par de fines de semana. La ausencia de precipitaciones provocó una apertura tardía (el 25 de enero) y una clausura demasiado temprana (el 13 de febrero) y el Gobierno de La Rioja anunció un «proceso de transición».

A finales de octubre Valdezcaray comenzó a trabajar en protocolos ‘anti-COVID’ que permitiesen la práctica del esquí en condiciones sanitarias seguras, si bien la estación lleva casi un año cerrada al público y ni siquiera ha abierto para uso turístico en las vacaciones navideñas.

Entre las novedades que la nueva temporada de Valdezcaray va a ofrecer al público se encuentra un nuevo telesilla que reducirá el tiempo de espera y que completa el recorrido entre la cota de 1.600 metros a los 1.800. A pesar de que su instalación se planteó cuando la pandemia todavía no había aterrizado, ahora resulta un «verdadero método anti-COVID», expresaba a este medio su gerente, Jorge Lladó, el pasado otoño.

Subir