Google Fonts

400: Too many fonts requested for Internet Explorer

Please request fewer web fonts for Internet Explorer or only the fonts which are used on this page. Older versions of Internet Explorer block and download ALL requested web fonts, whether they are used or not.

Requested (8) web fonts: Family{name=Montserrat, foundry=Google, namespace=api, version=v15} (style: normal, weight: 400),Family{name=Open Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 800),Family{name=Oswald, foundry=Google, namespace=api, version=v35} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Playfair Display, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Quicksand, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Raleway, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Roboto Slab, foundry=Google, namespace=api, version=v12} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Work Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v8} (style: normal, weight: 400, {wght=900.0})

For reference, see the Google Fonts API documentation.

La Rioja

La espontánea de La Vuelta: «Soy Camila, tengo un bar y esta lucha es por todos»

«Soy la loca del gorro, como muchos me llamáis, pero me llamo Camila, tengo 29 años y tengo un bar». De esta forma se presenta la joven que dificultó el paso del pelotón de La Vuelta Ciclista a España a la altura de la calle Murrieta este miércoles gritando «¡Me da igual! ¡A mí me da igual!».

En declaraciones a la Cadena Cope, Camila ha señalado que su gesto no fue solo por defender a la hostelería tras el decreto de cierre durante el próximo mes sino que «es por todo lo que hay detrás. Cristaleros, panaderos, comerciales… a todos nos influyen estas medidas».

Camila reconoce que se equivocó en las formas. «Estoy a favor del deporte y no me puse en riesgo ni a mí ni a los ciclistas, porque ellos mismos me entendieron y fue un gesto mutuo». La joven insiste en la necesidad de que «se nos escuche» y sostiene que nadie ha contado con la opinión de los pequeños negocios, y «podemos dar soluciones y alternativas».

«Si me multan están poniendo precio a luchar por todos»

Durante su intervención ha rogado que «nos dejen sobrevivir», porque nadie se habría parado a pensar lo que significa tener cerrado un bar durante un mes. «Ya no es que no produzcas, es que encima pierdes y muchos de nosotros no vamos a poder asumir esas deudas».

La Policía Local la identificó y fue propuesta para sanción por infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana, lo que puede conllevar una multa de entre 601 y 10.400 euros. «Si me multan creo que le están poniendo precio a luchar por todos. Ha sido un gesto solidario. El que lo quiera apreciar que lo aprecie».

Camila termina explicando que nunca quiso poner en riesgo a ningún ciclista, «lo contrario a lo que me están haciendo a mí. Me han cerrado un local que voy a intentar sacar adelante con servicio a domicilio o recogida en el local, pero hay muchos bares que no lo pueden hacer».

La joven propietaria ha recordado, además, que para ellos siguen los autónomos, los ERTE, los alquileres y la luz. «Seguramente nadie sepa lo que son las facturas de luz de un bar vacío».

Subir