La Rioja

El bar del Hogar del jubilado de Agoncillo reabrirá sus puertas

Tras cinco años cerrado y sacarse varias veces a licitación, el bar del Hogar del jubilado de Agoncillo ha encontrado una nueva propietaria: Lidia Branada, vecina de Murillo Del Río Leza, quien anteriormente trabajaba en un restaurante.

«En el núcleo urbano de Agoncillo falta alguien que trabaje en la cocina», explica Branada. «El reclamo más grande va a ser que tengan un menú, diversidad de pinchos, bocatas y bocatitas…». El objetivo es ofrecer una alternativa gastronómica a la gente mayor que en esta época no pueden ir a comprar o viven solos.

En tiempos de dificultad, arriesgar es todo un acto de valentía y así lo ha puesto en valor Encarna Fuertes, alcaldesa de Agoncillo. «Nos conocíamos desde hace unos años y me llamó para comprobar si iba a sacar otra vez el bar a licitación. Yo no tenía pensado hacerlo hasta el año que viene por todo el tema del coronavirus, pero ella me dijo que sí, que lo iba a sacar adelante y así ha sido», narra. «Valiente que es ella».

Así, Fuertes afirma que los jubilados «volverán a tener su lugar de siempre. En la parte de arriba hay una sala en la que se reúnen y están acostumbrados a estar allí». «Para el resto del pueblo, yo creo que va a ser bueno», alaba. «Tiene una cocina super grande y nadie la ha aprovechado para hacer comidas». Asimismo, la alcaldesa ha añadido que, dentro de las condiciones para la licitación, estaba la de elaborar menús a petición para los jubilados.

«Esto es una incertidumbre», reconoce la nueva propietaria. «Lo primero es abrir cuanto antes porque esto va despacio y luego a trabajar con mucho ánimo, mucha ilusión y a dar el callo e ir probando ideas».

La fecha de apertura del bar es todavía una incógnita pues, como ha explicado Branada, deben realizarse unas obras de acondicionamiento del local. «Soy una persona que ha luchado mucho por salir adelante y si uno quiere, uno puede, es así de claro», defiende como filosofía de vida. «Si no se puede de una manera será de otra, no nos puede hundir esto».

Subir